Publicado: 23.11.2016 08:39 |Actualizado: 23.11.2016 08:39

Localizada sana y salva en San Sebastián a la chica de 16 años que se fugó el martes en Barcelona

La familia de Martina localizó en el buzón de su casa una carta en la que la menor confirmaba que se marchaba voluntariamente. La joven, que sufre un trastorno alimentario, les decía a sus padres que se iba porque no les quería causar más problemas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Fotografía difundida por los Mossos de Martina Alemany Casas.

Fotografía difundida por los Mossos de Martina Alemany Casas.

BARCELONA.- La menor de 16 años que este martes se fugó de su casa en Barcelona ha sido localizada en San Sebastián en buen estado de salud, según han informado los Mossos d'Esquadra.

La menor, de nombre Martina, ha sido localizada por la Ertzaintza en un centro comercial, donde ha sido reconocida por una persona que ha advertido a la policía vasca, después de que los Mossos d'Esquadra difundieran fotografías de la adolescente a todos los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado y en las redes sociales. Tras ser recogida por la Ertzaintza, la policía ha avisado a los padres de que la adolescente había sido localizada.



La madre de Martina ha publicado un breve escrito en las redes sociales celebrando que su hija esté localizada y sana y salva: "Ahora sí, la hemos encontrado. Está bien. Ahora vamos a buscarla. Mil gracias a todos". La escuela del barrio del Eixample de Barcelona en la que estudia la chica también ha mostrado en las redes sociales su "inmensa alegría" ante el hecho de que Martina esté en buen estado.

Los Mossos d'Esquadra habían divulgado en las redes sociales la fotografía y datos de la menor después de que sus padres denunciaran a las 16.00 horas de este martes que no tenían noticias suyas desde que la chica salió a las siete de la mañana de su casa para ir al colegio, donde no llegó a acudir.

Los padres de Martina localizaron en el buzón de su casa —que no abrían desde el lunes— una carta en la que la menor confirmaba que se marchaba voluntariamente. Los familiares de la menor han explicado a varios medios de comunicación que la joven, que sufre un transtorno alimentario, les decía a sus padres en la carta que no se preocuparan y que se iba del domicilio porque no les quería causar más problemas.

Un total de 1.456 menores de entre 13 y 17 años de edad desaparecen cada año en Catalunya, con una media de 3,9 al día, lo que supone el 41% de las 3.553 desapariciones que se denuncian de media cada año en la comunidad, la mayoría de ellas de forma voluntaria.