Publicado: 08.01.2016 13:51 |Actualizado: 08.01.2016 13:59

El obispo de Albacete defiende al
de Toledo, que culpó a las mujeres
de la violencia machista

Benavente asegura no conocer en detalle el contexto en que fueron pronunciadas las declaraciones, pero ha salido en defensa del primado toledano señalando que podría haber sido una expresión desafortunada.

Publicidad
Media: 1
Votos: 4
Comentarios:
El obispo de Albacete, Ciriaco Benavente./YouTube

El obispo de Albacete, Ciriaco Benavente./YouTube

MADRID.-El obispo de Albacete, Ciriaco Benavente, ha salido este viernes en defensa de su homólogo en Toledo, Braulio Rodríguez, por las declaraciones en las que este señalaba que quienes asesinan a mujeres lo hacen por "no aceptar sus imposiciones" y vinculaba los asesinatos con los casos en que estas solicitan separación o divorcio.

"La mayor parte de las mujeres que mueren lo son por sus maridos que no las aceptan, las rechazan por no aceptar tal vez sus imposiciones; o por su expareja, o también por el que convivía con ella", fueron las palabras pronunciadas (según la revista Padre Nuestro que publica el arzobispado) el pasado 27 de diciembre durante la misa con ocasión de la festividad de la Sagrada Familia que han suscitado gran cantidad de críticas.



Falta de "verdadero matrimonio"

Durante la homilía, el arzobispo primado de Toledo se mostraba "preocupado" por el elevado número de asesinatos a mujeres a manos de sus parejas y advertía que no es suficiente con endurecer las leyes si no se "cambia por dentro" a los maltratadores. Además, sugería que los casos en que existe maltrato el problema radica en que "no ha habido verdadero matrimonio", ni civil ni religioso.

Benavente ha asegurado no conocer en detalle el contexto en que fueron pronunciadas las declaraciones, pero ha salido en defensa del primado toledano asegurando que es un hombre "profundamente respetuoso" con las mujeres y aludiendo a una posible expresión desafortunada.

"No sé a qué se refiere exactamente el arzobispo de Toledo --ha sostenido el prelado de Albacete--. Yo sé lo que piensa él y es profundamente respetuoso de la dignidad de la mujer y de la igualdad entre el hombre y la mujer. A veces todos tenemos una mala noche o una mala frase o una expresión no oportuna".