Publicado: 22.01.2016 12:26 |Actualizado: 22.01.2016 12:26

Pierden el móvil al robar en un bar y los detienen cuando van a denunciarlo

Los detenidos tienen antecedentes policiales por delitos similares y se les ha imputado un supuesto delito de robo con fuerza.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Panorámica del barrio de Schamann, en Ciudad Alta, Las Palmas de Gran Canaria

Panorámica del barrio de Schamann, en Ciudad Alta, Las Palmas de Gran Canaria

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA.- La Policía Nacional ha detenido en Las Palmas de Gran Canaria a tres hombres de 19 y 30 años, quienes, tras perder un teléfono móvil cuando robaban en un bar del barrio de Schamann, fueron a una comisaría a denunciar que se lo habían sustraído.

Los detenidos, con antecedentes policiales por delitos similares y a los que se ha imputado en este caso un supuesto delito de robo con fuerza, han pasado a disposición del juez, que ha decretado el ingreso en prisión para uno de ellos y la libertad con cargos para el resto, según ha informado hoy en un comunicado la Jefatura Superior de Policía de Canarias.



Los hechos se desencadenaron a raíz de que el dueño del bar llamara al 091 para alertar de que alguien había entrado en su establecimiento.

El testigo narró a los agentes desplazados al lugar que tras cerrar el local sorprendió a un hombre vestido con chaqueta negra agachado cerca de la puerta, que había forzado previamente.

Al verse sorprendido, el presunto autor emprendió una huida en la que perdió un teléfono móvil.

Un testigo que presenció los hechos comunicó a los agentes que se trataba de tres hombres que habían huido en un coche gris de pequeñas dimensiones.

Tras cometer el robo, los presuntos autores de los hechos acudieron a la Comisaría de Distrito Centro de Las Palmas de Gran Canaria para interponer una denuncia por el supuesto robo con violencia del móvil extraviado.

Los agentes mostraron el teléfono recuperado en el bar al denunciante, que lo reconoció sin ningún género de dudas como suyo. Por ello, los tres hombres fueron detenidos como presuntos autores de un delito de robo con fuerza.

El vehículo en el que huyeron tras el robo fue hallado en las inmediaciones de la comisaría a la que habían acudido a denunciar y en su interior se localizaron dos destornilladores y una chaqueta negra.

Uno de los detenidos manifestó a los agentes que habían entrado en el bar pero que no habían robado nada.

Las pesquisas policiales posteriores permitieron comprobar la presunta implicación de ese mismo detenido en otro hecho similar cometido el pasado mes de noviembre.