Publicado: 06.04.2015 09:38 |Actualizado: 06.04.2015 20:18

Marruecos impidió que un equipo de 16 españoles socorriera a los espeleólogos

El equipo viajó como turistas a Marruecos para facilitar los trámites y participar en el rescate, pero Rabat no le dejó entrar hasta el sábado. Los cuerpos de los fallecidos han sido recuperados pero no repatriados por las condiciones meteorológicas

Publicidad
Media: 3
Votos: 6
Comentarios:
Un helicóptero con un equipo de rescate a punto de despegar hacia la zona donde quedaron atrapados los tres espeleólogos españoles en Marruecos. /EFE

Un helicóptero con un equipo de rescate a punto de despegar hacia la zona donde quedaron atrapados los tres espeleólogos españoles en Marruecos. /EFE

MADRID.- Un equipo de Espeleosocorro Andaluz integrado por 16 personas viajó a Marruecos, como turistas, a fin de facilitar los trámites para participar en el rescate de los tres espeleólogos españoles que quedaron atrapados en un acantilado al sur del país. "Son técnicos de rescate, no profesionales, al servicio de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. No les dejaron entrar hasta el sábado", ha afirmado el presidente de la Federación Española de Espeleología, Juan Carlos López Casas.

"El rescate era complicado. El helicóptero no podía llevarlo a cabo, en una vertical de 200 metros. No sabemos si se hubieran salvado agilizando los permisos, probablemente uno sí. Cuando llegó el helicóptero, uno de ellos ya no se movía, pero el otro es probable que se hubiera podido salvar", ha considerado. "Casos como este se producen muchos en España, pero aquí la Guardia Civil te rescata en 48 horas. En Marruecos la segunda muerte probablemente pudo haberse evitado porque parece que la causa ha sido una hipotermia. Después de tres días con el cuerpo mojado la temperatura baja y el corazón se para", ha explicado a EFE.

El inspector jefe de Policía José Antonio Martínez Jiménez y el abogado Gustavo Virués. El primero, que sufría una fractura en una pierna y una contusión en la cabeza, no pudo superar el tiempo de espera que tuvieron que soportar los equipos de rescate españoles para acceder a la zona. Denuncian que el permiso burocrático del gobierno alauí tardó casi 48 horas.

"A menudo se pretende echar la culpa al Estado", ha añadido. "Aquí no ha habido negligencia ni de España ni del Gobierno marroquí. Lo que pasa es que hay unos protocolos para ejecutar los trámites y éstos se ralentizan cuando se trata de cuerpos de seguridad de un estado". "Lo que no puedes pretender es que el Estado te pague el rescate cuando estás en una actividad privada. Hay que ir con seguros en regla. El único superviviente, que por cierto ha salido por su propio pie del cañón, está federado y el seguro le cubre hasta una cierta cantidad", ha precisado.

Sobre el accidente, López Casas ha explicado que había dos grupos: uno de trekking (senderismo) y otro de barrancos, que habían quedado en un punto. Cuando los primeros vieron que los otros no llegaban dieron la voz de alarma, el miércoles, y se montó el operativo de rescate.



Mientras, la Federación Andaluza de Espeleología ha denunciado que la Gendarmería marroquí probablemente no cuenta con el equipo específico de rescate en cavidades, ya que en este país "no hay demanda social de actividades de este tipo". El portavoz de la Federación, José Enrique Sánchez, ha recordado que ofrecieron ayuda "desde el primer momento", pero que Marruecos "decidió gestionar la situación con sus propios medios", y ha afirmado que las autoridades marroquíes no les han permitido acceder como grupo organizado de rescate.

Aunque no conocía a los tres espeleólogos personalmente, Sánchez ha recordado que los tres eran montañeros experimentados y que esta expedición estaba planificada "al minuto". "Yo tengo el proyecto de esta expedición y son 39 folios", ha relatado.

Estas críticas contrastan con la visión que tiene el Gobierno español de la ayuda prestada por las autoridades marroquíes. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, considera que Marruecos ha colaborado en todo lo que ha podido a la hora de rescatar a los tres espeleólogos españoles que quedaron atrapados en un acantilado al sur del país. Sin embargo, dos de ellos perdieron la vida. No obstante, para el jefe del Ejecutivo español todo son buenas palabras para el país vecino. Al ser preguntado este lunes en una entrevista en RNE, Rajoy entendía las dificultades que habían entrañado las labores de rescate debido a la orografía del terreno y ha asegurado que "las autoridades marroquíes han hecho un gran esfuerzo y han puesto de su parte tu su saber y su entender". E incidía en que en esta situación se quedaba "con la buena voluntad y el afán de colaborar del gobierno de Marruecos".

Fuentes diplomáticas españolas dijeron que Bolívar se encuentra físicamente bien, pero sufre de hipotermia y de estrés postraumático (ha visto morir a sus dos compañeros), por lo que su reposo es imprescindible. Los cuerpos de los fallecidos han sido recuperados pero no repatriados por las condiciones meteorológicas.