Diario Público
Diario Público

Defensores de la Sanidad Pública: "Lo que está sucediendo en los centros no es por la gripe, es por los recortes"

Los casos han aumentado en un 26% este año. Sin embargo, para la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública no es excusa. "Las epidemias de gripe son periódicas y estacionales y deberían obligar a los servicios sanitarios a tener previstos recursos para poder hacerles frente".

Publicidad
Media: 3.73
Votos: 11
Comentarios:
La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública denuncia que el colapso en urgencias es por los recortes sanitarios / EFE

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública denuncia que el colapso en urgencias es por los recortes sanitarios / EFE

MADRID. - La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública ha denunciado que la saturación en los servicios de urgencia no se debe a la epidemia de gripe, sino que está directamente relacionada con los recortes, de instalaciones y personal, que ha sufrido el sector en los últimos años. 

"Lo que está sucediendo en los centros no es por la gripe, es por los recortes", aseguran desde la asociación, que enumera en un comunicado los problemas a los que se enfrentan en la sanidad pública tras las políticas de recortes que, según los profesionales, ha supuesto una reducción de más de 10.000 millones de euros (un 18%), de 6.000 camas operativas (5,1% de descenso), de más de 25.000 trabajadores y de la paralización del Plan de Mejora de los Centros de Atención Primaria (Estrategia AP- 21). "Todo ello según datos del propio Ministerio de Sanidad, en otras fuentes el número es mayor", aseguran.

A estos recortes habría que añadir, según las asociaciones, la ausencia de planificación a nivel ministerial y de la gran mayoría de los Servicios de Salud Autonómicos y que es el resultado de la estrategia de introducir los mecanismos de mercado en las relaciones sanitarias. Para la federación, el aumento de los casos de gripe en un 26%, según los últimos datos de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica del Instituto de Salud Carlos III, no es excusa. "Las epidemias de gripe son periódicas y estacionales y deberían obligar a los servicios sanitarios a tener previstos recursos para poder hacerles frente", argumentan.

Además, denuncian que es intolerable que los recortes de los servicios públicos "para rescatar los bancos" (en más de 60.000 millones de euros como ha denunciado el Tribunal de Cuentas) repercuta en la salud de la ciudadanía, especialmente de los enfermos crónicos y las personas de mayor edad.

Para poner fin a esta situación, exigen un Plan de Emergencia para abordar las deficiencias de recursos del Sistema Nacional de Salud que incluya la reposición de personal, camas hospitalarias y centros de salud, antes que la situación de deterioro sanitario sea irreversible, ya que la acumulación de pacientes en los pasillos que está provocando esta situación "atenta contra la dignidad personal de las personas enfermas, además de agravar el sufrimiento de los mismos innecesariamente".