Público
Público

Televisión ¿Violada o no? Un programa de la televisión holandesa desata la polémica

Un grupo de actores profesionales recrea casos reales juzgados en los tribunales y un plantel de 14 jóvenes tiene que decidir si se trata de una agresión sexual o no.

Publicidad
Media: 3
Votos: 1
Comentarios:

¿Violada o no? Serie de la televisión holandesa

Sólo se ha emitido un capítulo, pero la polémica antes de su estreno ya estaba servida. La televisión holandesa BNNVARA inició este martes la emisión del programa  Verkracht of Niet? (¿Violada o no?) en el actores profesionales recrean casos reales recogidos en tribunales y se pide a un grupo de jóvenes (siete chicas y siete chicos), que decidan si consideran que se trata de una agresión sexual o no. 

El grupo de jóvenes, constituido en jurado, emite su veredicto tras cada uno de los casos presentados y posteriormente el presentador da voz a la audiencia presente en el estudio, que para que debata si considera acertada la decisión que tomó el juez. 

La serie comienza su emisión en medio del escándalo desatado por los casos de abusos sexuales del productor norteamericano Harvey Weinstein y de los actores Dustin Hoffman y Kevin Spacey y de las múltiples denuncias que se han vertido en redes sociales utilizando el hashtag #Metoo. 

Según el productor de la serie, Bernard van den Bosch, la polémica está motivada por el título tan directo que han puesto a la serie, pero asegura que, aunque no planeado, el momento del lanzamiento "es perfecto". La serie ve la luz justo después de un escándalo protagonizado por dos productores de la televisión holandesa, en el que uno (los dos son hombres) denuncia haber sido violado, mientras que el otro afirma que la relación fue consentida.

Van den Bosch afirma que los casos de la serie se trata de "dramas personales, en los que uno afirma que ha sido víctima de una violación y la otra persona manifiesta que se trata de un inocente encuentro sexual. Nuestro programa trata esa zona gris". 

Muchos ciudadanos holandeses han mostrado su rechazo a este tipo de programas en las redes sociales. Según relata el diario británico The Sun, algunos afirman "hoy en día se hace cualquier cosa por la audiencia". Otro ha comentado que "un tema tan complicado emocional y éticamente como este no parece muy apropiado para un formato en el que la gente es incitada a dar su opinión sin tapujos. Es una idea muy extraña".