Publicado: 26.01.2016 20:04 |Actualizado: 26.01.2016 20:04

Un tribunal inglés obliga a un hombre a informar a la policía con 24 horas de anticipación que planea tener sexo

El sujeto fue absuelto de una acusación de violación tras alegar que la supuesta víctima había permitido mantener relaciones íntimas con él

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Un tribunal inglés obliga a un hombre a informar a la policía con 24 horas de anticipación que planea tener sexo.

Edificio de los tribunales en York.

LONDRES.- Un tribunal de York (al noroeste de Inglaterra), obliga a un hombre, a través de una notificación judicial, a informar a la policía con 24 horas de anticipación que planea tener sexo.

El sujeto, cuyo nombre no puede ser revelado por motivos legales, fue absuelto de una acusación de violación tras alegar que la supuesta víctima había permitido mantener relaciones íntimas con él, según publica la BBC en su página web.



Esta orden de riesgo sexual, que fue inicialmente impuesta en diciembre y ha sido extendida por cuatro meses por jueces de York, insta al sujeto a revelar a la policía cualquier actividad sexual planificada. Si no lo hace, se enfrentará a una pena de cárcel —hasta cinco años—.

En la notificación se ha señalado que "debe revelar los detalles de cualquier mujer incluyendo su nombre, dirección y fecha de nacimiento". Además, el hombre tiene que hacerlo con "al menos 24 horas de anticipación a la realización de alguna actividad sexual".

Asimismo, el sujeto tendrá restricciones en el uso que puede hacer de Internet, teléfonos móviles y exige que informe a la policía acerca de cualquier cambio de residencia, según la BBC.

En mayo se decidirá si esta orden se podría aplicar por un periodo mínimo de dos años o en cambio, podría extenderse indefinidamente.

Este tipo de órdenes fueron instituidas en Inglaterra y Gales en marzo de 2015 y son medidas de carácter civil impuestas por jueces a solicitud de la policía. Esta orden, además, podría aplicarse a todo aquel que, según la policía, represente un riesgo de delito sexual, incluso si nunca ha sido condenado por un crimen.