Publicado: 05.07.2016 12:57 |Actualizado: 05.07.2016 12:57

Unicef pide ayuda para salvar a una generación de niños huídos de las guerras

En torno a 250 millones de niños crecen en países y regiones con conflictos armados y sólo el año pasado nacieron 16 millones de bebés en una zona en guerra, alerta la organización.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Un niño sirio refugiado juega con una rueda en el campo de Jrzinaz, en la parte sur de Idlib, Siria. REUTERS / Khalil Ashawi

Un niño sirio refugiado juega con una rueda en el campo de Jrzinaz, en la parte sur de Idlib, Siria. REUTERS / Khalil Ashawi

BERLÍN.- En torno a 250 millones de niños crecen en países y regiones con conflictos armados y sólo el año pasado nacieron 16 millones de bebés en una zona en guerra, alertó hoy Unicef para reclamar nuevos esfuerzos políticos y económicos para salvar a toda una generación.

En una rueda de prensa en Berlín, Unicef (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia) presentó un informe centrado en los menores refugiados y en zonas de guerra, una recopilación de datos que describen la dimensión del drama que afecta a millones de niños en el mundo. "Nunca desde la Segunda Guerra Mundial han sufrido tantos niños las consecuencias de conflictos, crisis y catástrofes naturales como hoy", se afirma en el documento.

Unicef calcula que el 20 % de los niños afectados por los conflictos en Oriente Medio desarrollarán problemas psicológicos de leves a moderados y que entre un 4 y un 3 % padecerán problemas graves si no reciben ayuda.



En todo el mundo alrededor de 75 millones de niños entre 3 y 18 años no pueden ir a la escuela o recibir formación por guerras o catástrofes y cada día, de media, son objeto de ataques armados cuatro escuelas u hospitales.

En 2014 Unicef registró 164 ataques a escuelas en Afganistán y 67 a centros escolares en Irak, mientras que en Nigeria estima que el grupo terrorista Boko Haram ha dañado o destrozado ya más de 1.200 colegios y ha matado a más de 600 maestros.

"Estamos ante una nueva era de crisis humanitarias en la que crece una generación de niños de las guerras y las crisis", subrayó en un comunicado el responsable de la agencia de Naciones Unidas en Alemania, Christian Schneider.

Estos niños necesitan más que agua potable, alimentación y medicamentos, advirtió Unicef para reclamar que se coordine la ayuda humanitaria y la de cooperación para proteger a toda esa generación, garantizar su educación y ofrecerle un futuro.