Diario Público
Diario Público

La 'prensa seria' Los titulares más demenciales de la prensa tras la muerte de Gabriel

Desde que el pasado domingo la Guardia Civil encontrase el cuerpo de Gabriel, el niño desaparecido hace dos semanas en Almería, y detuviera a la pareja de su padre, Ana Julia, la catarata de reacciones se ha desbordado y, una vez más, hemos asistido a lo peor y lo mejor nuestra sociedad.

Usuarios de redes sociales dando rienda suelta a sus más bajos instintos, mensajes de odio, xenofobia o racismo; oportunismo político Pero también tuiteros denunciando todo eso, detectando bulos o señalando a los que extienden el odio; periodistas informando con cautela y sensibilidad… Incluso hemos visto a quien menos podía exigírsele nada, a la madre de Gabriel, dando una lección a todo un país pidiendo que no se extienda el odio y que nos quedemos con las buenas acciones que han sacado lo mejor de la gente.

En el capítulo de lo peor hemos asistido a un muestrario de lo que no debe ser el periodismo. Titulares difundiendo iniciativas xenófobas, escarbando en el dolor y el morbo y aprovechando la indignación para cargar contra algunos partidos políticos. Este es un pequeño ejemplo de los titulares más demenciales tras la muerte de Gabriel:

El asesinato de Gabriel no ablanda a la izquierda: la prisión permanente será derogada (El Español).

Cómo cargar contra partidos políticos (señalados en la noticia como PSOE, Podemos y “nacionalistas”) aprovechando un sentimiento de rabia colectivo en una frase. Un titular que además no se corresponde con un cuerpo de texto en el que se da la noticia sin estridencias.

“La detenida por el asesinato de Gabriel es una activista de izquierdas que apoyó los disturbios de Gamonal” (Okdiario)

Relacionar a asesinos o presuntos asesinos con la izquierda de forma gratuita no es algo nuevo para la prensa de la derecha. Hace unos años vimos la web ultra Alerta Digital descolgarse con el titular “Anders Breivik estudiará la misma carrera que Pablo Iglesias en la Universidad de Oslo”. Ahora Okdiario no ha tenido pudor en relacionar a la detenida con las protestas registradas en 2014 en el barrio burgalés de Gamonal y con “la izquierda”. Por supuesto, el nombre de Podemos aparece en el cuerpo del texto.

Ana Julia, de un club de alterne a lograr el «sueño español» en Burgos (ABC)

La xenofobia que vemos en las redes sociales no surge de la nada. Muchos medios dan argumentos con frases y titulares sacados de la manga. Este título corresponde a una noticia de ABC en la que se destaca la procedencia de Ana Julia y cómo aquí logro el “sueño español”. La noticia y los entrecomillados se atribuyen a “conocidos” y “vecinos”.

Eduardo Inda: “De ti, Pedro Sánchez, depende que la asesina de Gabriel se ahorre o no 10 años de cárcel” (Okdiario)

No hacen falta palabras. Un título que describe cómo aprovechar de la forma más vil el sentimiento que genera en la sociedad el asesinato de un niño para atacar a un rival político.


"Viuda, divorciada...y la extraña muerte de una hija en Burgos" (La Razón)

¿Viuda, divorciada...? Incluso en los comentarios de esta noticia de La Razón algún lector se pregunta qué aporta a la noticia este dato.

“Los cuatro minutos de estrangulamiento de Gabriel: una muerte con sufrimiento” (El Español)

El morbo convertido en un titular en un artículo centrado en describir cómo es una muerte por estrangulamiento y cómo debió de sufrir Gabriel. Sin palabras.

Que Ana Julia cumpla condena en una cárcel dominicana: recogida masiva de firmas (El Español)

Todos los periodistas vieron moverse por las redes la petición de firmas que se aprovechaba del caso para difundir la xenofobia pidiendo que Ana Julia “cumpliera su condena en una cárcel de la República Dominicana”. Sin embargo, sólo el diario dirigido por Pedro J. Ramirez se hizo eco de la misma y aprovechó para lucirse con un titular para estudiar en las facultades de periodismo.

Y muchos otros. Titulares que llevan a portada las impresiones de una vecina, o que destacan aspectos morbosos o que buscan las reacciones sentimentales del lector, programas que tratan el asunto como si fueran un reality show... En las redes son muchos los periodistas y tuiteros que han criticado estas prácticas:

Lo último en Tremending

En este artículo