Público
Público

70-81. Puerto Rico pide el pasaje para Pekín

EFE

Puerto Rico se ha guardado dos oportunidades para adueñarse de uno de los tres visados olímpicos que todavía buscan dueño en el torneo clasificatorio para los Juegos 2008, donde ha alcanzado las semifinales por encima de Eslovenia, un gran equipo que no termina de conseguir resultados pese a la calidad con la que cuenta.

La selección europea dispuso de un día más de descanso que la americana, lo que permitió a su técnico, Ales Pipan, ver las evoluciones del equipo de Manuel Cintrón ante Croacia.

En ese choque, Puerto Rico mostró das caras diametralmente opuestas, sensacional en la primer cuarto y desalentadora en el segundo tiempo, aunque Pipan sacó una conclusión clara: el asedio al cuadro boricua iba a iniciarse a través del juego interior.

Eslovenia buscó las vueltas por dentro de la pintura a través de Rado Nesterovic y de Uros Slokar. El jugador de los Raptors de Toronto y el ala-pívot sobrepasaron a Peter John Ramos, en especial Slokar, y el marcador voló hasta un 7-2 en menos de tres minutos. Daniel Santiago entró inmediatamente a tapar la vía de agua abierta por los postes ex yugoslavos en la zona.

Puerto Rico es una selección eminentemente exterior. De eso también debió tomar buena nota Pipan. Ahora bien, en ese terreno sí que no pudo contener el talento de Carlos Arroyo y de Larry Ayuso. La selección americana dejó en sus manos la reacción tras coser el roto en la bombilla y el resultado cambió de signo al cabo de un parcial de 0-7 (7-9 m.4).

Los dos hombres del perímetro puertorriqueño aceleraron el ritmo y obsequiaron a Eslovenia con la versión ofrecida en el primer cuarto contra los croatas (15-24 m.11). El problema para Cintrón y lo suyos es que el paso de Arroyo y Ayuso por el banco para coger fuelle volvió a dejar desprotegidos a los boricuas, de nuevo alcanzados por Eslovenia a través del juego interior (27-27 m.17).

Puerto Rico formó entonces un perímetro de lujo con el regreso del base de los Magic de Orlando, el escolta del Cibona croata y la entrada del jugador de los Dallas Marevicks José Juan Barea. Cada equipo trataba de potenciar sus puntos fuertes. A su manera, ambos lo lograron, lo que desembocó en un viaje cogidos del brazo hasta el intermedio (34-34).

Nesterovic y Slokar, por el lado europeo, encerraban la caja de los truenos puertorriqueña. Entre ambos firmaron la mitad de los puntos eslovenos del primer tiempo -ocho y nueve, respectivamente-. En Puerto Rico predominaba el juego exterior, aunque lo mejor del cuadro antillano consistía en la amplia línea de jugadores que hacían puntos, sin que nadie despuntase de forma abrumadora.

Arroyo era el máximo anotador con siete puntos en la tregua entre el segundo y el tercer tramos. Pero había otros tres jugadores con sólo dos tantos menos que él, Ayuso, Alex Falcon y Carmelo Lee. En la formación verde el predominio era mucho más acusado por parte de los pivotes. En el tanteo, las dos opciones demostraban acierto a través del equilibrio.

No obstante, la reanudación afianzó la apuesta americana. El máximo responsable, Carmelo Lee, que conectó seis puntos para elevar su cuenta hasta once y colocarse al frente de la lista de anotadores del encuentro hasta ese momento (39-46 m.24). El parcial ascendió a un 2-9.

En todo caso, la eliminatoria entre Puerto Rico y Eslovenia representaba el duelo más equilibrado de todos los emparejamientos de cuartos de final y, pese a que los hombres de Manuel Cintrón, completaban su mejor encuentro del campeonato, la selección europea también estaba a la altura de las circunstancias, resumidas en algo tan simple y tan complejo al mismo tiempo como un encuentro vital para acudir a los Juegos de Pekín 2008, sin margen de error para ninguno y letal para el perdedor.

El siguiente coletazo también correspondió al bloque antillano. Lee atravesaba un momento dulce y, respaldado por la seguridad que da Arroyo, el resultado viró de nuevo a favor de los rojos (49-57 m.29), que rubricaron el tercer periodo por encima gracias al diseño de la última posesión, orientada hacia la pintura por medio de Peter John Ramos en lugar de buscar a un lanzador, lo que probablemente sorprendió a los eslovenos (52-59), sobre todo, porque la estadística señalaba a los puertorriqueños como el equipo que más se prodiga desde el triple de los ocho cuartofinalistas del torneo.

Los americanos suman 51 intentos en los dos encuentros de la primera fase con un acierto del 47 por ciento.

La incidencia de Lee en el choque permitió que los antillanos aguantasen la réplica que Miha Zupan, a quien la sordera de nacimiento que sufre no le ha impedido convertirse en jugador de elite.

El baloncesto que practica hacen de este ala-pívot un comodín, ya que también se maneja con eficiencia en la larga distancia. A Eslovenia le hacía falta algo así y Zupan cumplió con creces.

De otra forma, la selección europea habría claudicado y quemado cualquier opción de triunfo frente al empuje puertorriqueño en vez de mantenerlas todas abiertas a falta de algo más de seis minutos para el final (61-63). Sani Becirovic aportó la otra porción de acierto que sostenía a los ex yugoslavos, continuamente aferrados a Nesterovic y Slokar.

La ruptura corrió de nuevo a cargo de Arroyo y Ayuso, si bien esta vez con una inestimable colaboración de Ramos, que junto a Santiago le estaba devolviendo a sus pares europeos los zarpazos del primer cuarto. Y en el último adquieren mayor valor. El que tiene abrir diez puntos de renta para una eliminatoria por los Juegos a dos minutos escasos de la bocina (65-75) y, además, ponerse en la lista de espera para viajar a Pekín. La primera oportunidad está fijada mañana mismo y el rival será el ganador del Grecia-Nueva Zelanda.

.

- Ficha técnica:

70 - Eslovenia (15+19+18+18): Lakovic (10), Becirovic (12), Lorbek (3), Slokar (16), Nesterovic (10) -cinco inicial-, Joksimovic (3), Preldzic (2), Zupan (9), Dragic (5) y Drobnjak (-),

81 - Puerto Rico (21+13+25+22): Arroyo (17), Ayuso (12), Lee (11), Sánchez (5), Ramos (8) -cinco inicial-, Mojica (9), Barea (8), Santiago (6), Rivera (-) y Falcon (5).

Árbitros: Giersch (AUS), Pérez Pérez (ESP) y Dos Santos (BRA). Excluyeron por personales a Lakovic (m.40).

Más noticias de Política y Sociedad