Público
Público

Aguirre silencia el 'caso Fundescam' y el espionaje

En el debate de la región acusa al Gobierno de aprovecharse de los escándalos del PP

YOLANDA GONZÁLEZ

De haber sido por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, los escándalos de corrupción que salpican al PP madrileño habrían desaparecido del debate sobre el estado de la región, que este miércoles celebró su última sesión con la intervención de los representantes de PSOE e IU.

Si el miércoles Aguirre silenció en su discurso el caso Fundescam , la trama de espionaje y el caso Gürtel, hoy su intención parecía la misma. No fue hasta las 13.00 horas la sesión había comenzado a las 10.00 cuando la también presidenta del PP de Madrid pronunciaba el término 'Gürtel'. No lo hacía motu proprio, sino como respuesta a las peticiones de la socialista Maru Menéndez, que había arrancado su discurso criticando al PP de estar más pendiente de 'ocultar sus escándalos de espionaje, corrupción y financiación irregular que de asumir responsabilidades y actuar'. De Fundescam y el espionaje, ni una sola palabra.

El PSOE pide a los conservadores 'tolerancia cero' con la corrupción

Según ha publicado este periódico, Fundescam abonó a la trama Gürtel gastos de las campañas electorales del PP de Madrid en 2003, cuando la presidenta logró mayoría absoluta.

Irónica, Aguirre se felicitó de que Menéndez pusiera sobre la mesa el caso Gürtel, para después seguir añadiendo leña a la teoría de la persecución. Es decir: que existe una 'curiosa coincidencia' entre los momentos en los que los socialistas tienen problemas y la aparición de estos escándalos en el PP. Así, recordó, entre otros casos, que las detenciones por el Palma Arena coincidieron con el auto en el que 'se consideraba inocente al señor Camps'.

El PP reconoce no tener presupuesto para el Campus de la Justicia

Antes de esto, Aguirre abogó por defender la presunción de inocencia independientemente del signo político de los imputados y recordó que el diputado socialista Pérez Ráez tiene una causa abierta por prevaricación. En las filas del PP madrileño hay tres parlamentarios imputados en la Gürtel: Bosch Tejedor, López Viejo y Martín Vasco. Todos acudieron este miércoles al debate.

Además, la presidenta solicitó el levantamiento del secreto de sumario y que se explique si la escuchas telefónicas transcritas en un medio de comunicación fueron ordenadas por el juez.

Mientras, Menéndez instó a Aguirre a incorporar medidas encaminadas a aplicar 'tolerancia cero' con la corrupción y recordó a la presidenta su negativa a explicar 'dónde han ido a parar los fondos de los madrileños', una alusión velada al caso Fundescam. Público ha revelado que seis de las empresas donantes de la fundación recibieron contratos por 300 millones.

En una línea similar, Gregorio Gordo, coordinador general de IU-CM, apostó por legislar para 'cortar de raíz' la corrupción, con medidas que hagan 'imposible' que los cargos públicos 'puedan caer en la tentación' de vulnerar la ley.

Ya en la sesión de tarde, durante la votación de las resoluciones se quedó en el camino uno de los proyectos estrella de esta legislatura, el Campus de la Justicia. Juan Soler, portavoz adjunto del PP, reconoció que no hay presupuesto.

 

 Ocurrió en una conversación informal. El secretario general de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, conversaba con la presidenta sobre el futuro: “Me han dicho que vas a ser candidata a la Alcaldía”. “No lo descartes, no lo descartes”, respondió sin encogerse. Por unos instantes se dispararon las alarmas, máxime cuando Aguirre ya está confirmada por el propio Rajoy como candidata a la Comunidad, al igual que Ruiz-Gallardón para la Alcaldía. En su equipo aseguran que la lideresa sólo bromeaba.

Más noticias