Público
Público

AI denuncia que la activista Aminatou Haidar está sometida a "vigilancia constante"

EFE

Amnistía Internacional denunció hoy que desde su vuelta a El Aaiún la activista saharaui Aminatu Haidar no ha podido reanudar su vida normal por la "constante vigilancia" de las autoridades marroquíes.

El pasado 17 de diciembre, la activista saharaui pudo regresar a su hogar tras mantener más de un mes de huelga de hambre en el aeropuerto de Lanzarote (en el archipiélago español de Canarias), en protesta por la retirada de su pasaporte por parte del Gobierno de Marruecos y su expulsión a esta isla canaria.

En un comunicado difundido hoy en Madrid, Amnistía afirma que desde su vuelta al Aaiún Aminatu Haidar está bajo vigilancia constante por parte de agentes de policía y de otras fuerzas de seguridad "apostados día y noche cerca de su casa".

"La siguen siempre que sale. Echan a los simpatizantes y periodistas extranjeros que intentan verla", señala la organización de derechos de humanos.

También se "ha hostigado e intimidado a familiares, amigos y simpatizantes suyos del Sáhara Occidental y otras partes de Marruecos, algunos de los cuales han sido agredidos, según informes, al internar ir a visitarla", añade Amnistía.

La organización de defensa de los derechos humanos recuerda que Haidar está "mal de salud, pues padece anemia y úlcera de estómago; se está recuperando muy despacio de los efectos de la huelga de hambre".

AI concluye que ha movilizado a decenas de miles de miembros de su Red de Acciones Urgentes para que escriban al primer ministro y al titular del Interior marroquíes, instándoles a que permitan a la saharaui viajar libremente; recibir visitas sin temor a sufrir hostigamiento, y ejercer el derecho a la libertad de expresión, reunión y asociación sin miedo a sufrir represalias.

Más noticias de Política y Sociedad