Público
Público

El 'Alakrana' llega a las Seychelles

Sus 36 tripulantes, 16 de ellos españoles, están sanos y salvos El patrón del pesquero explica que llegó a temer por su vida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por fin. Hubo abrazos, lágrimas de los familiares y gran emoción tras los 47 días de secuestro. El atunero vasco Alakrana, liberado el pasado martes, ha llegado a las islas Seychelles con sus 36 tripulantes sanos y salvos, 16 de ellos españoles. El primer gesto de los marineros que han estado retenidos ha sido fundirse en un abrazo con los familiares que les esperaban ansiosos.

El barco ha llegado a Puerto Victoria, capital del país, hacía las 07.30 hora local (04.30 hora peninsular), donde ha arribado escoltado por la fragatas de combate Méndez Núñez y Canarias. Fue recibido entre ruidos de de sirenas de los barcos que están allí amarrados.

A los pescadores liberados les esperaban el embajador español en Etiopía, Antonio Sánchez-Benedito; el secretario general de Política de Defensa, Luis Cuesta; y el secretario general del Mar, Juan Carlos Martín, así como por autoridades de Seychelles.

Junto a los familiares de los ocho pescadores gallegos que forman parte de la tripulación, también había parientes de marineros de otras nacionalidades. No estaban, sin embargo, los familiares de los ocho pescadores vascos, al declinar viajar en el avión de las Fuerzas Aéreas Españolas, fletado por el Ministerio de Defensa para esta ocasión.

Al llegar, el patrón del pesquero ha declarado que fueron 'maltratados ' y que este ha sido 'su último viaje'.

Por otro lado, un grupo de pescadores del barco ha sido trasladado a un hospital de Puerto Victoria para completar los exámenes médicos rutinarios de salud, según ha informado el médico español que los está realizando pruebas a bordo del buque.

Después de que la tripulación cumpla el correspondiente descanso, el avión de las Fuerzas Aéreas Españolas llevará a los 16 marineros españoles y sus parientes de regreso a España, donde tienen previsto aterrizar el sábado.

Un avión de las Fuerzas Aéreas recogerá a los marineros y a sus familiares

El atunero vasco llegó a Puerto Victoria después de navegar durante tres días desde la zona del secuestro, frente a la costa de Somalia, donde fue apresado por piratas somalíes el pasado 2 de octubre.

Desde Vigo partió el grupo de los familiares de los pescadores vascos. Entre ellos figuran Silvia Albés, mujer de Pablo Costas; la esposa de Joaquín Fernández; la hija de Ricardo Blach, Cristina y la mujer de Antonio Pérez. 

Esta mañana emprendieron viaje también hacia Seychelles catorce marineros gallegos que relevarán a la tripulación del atunero vasco.

Más noticias en Política y Sociedad