Público
Público

Alejandro Magno, primer ídolo mundial y feminista de la historia

EFE

La influencia femenina en la vida de Alejandro Magno es todavía una de las grandes incógnitas sobre el gran conquistador macedonio, reconocido bisexual y "primer ídolo global de la historia", según Robbert Bosschart, autor del libro "Todas las mujeres de Alejandro Magno".

La obra, que publica ahora en España Éride Ediciones, presenta un nuevo enfoque sobre el "Gran Alejandro", protagonista de numerosos best sellers, solo superados por la Biblia, a quien el autor considera un auténtico defensor de la igualdad de la mujer.

De hecho, una de las primeras obras sobre su figura, "Vida y hazañas de Alejandro Magno", escrita en torno al año 230 después de Cristo, es, con 1.500 años de antigüedad, el best seller más longevo de la historia, según ha explicado Bosschart en una entrevista con Efe.

Su fascinación por Alejandro le ha llevado tanto a poner este nombre a su hijo, como a escribir "Todas las mujeres de Alejandro Magno".

Bosschart ha puesto el enfoque sobre las mujeres más importantes en la vida de Alejandro, un hombre que tenía una actitud positiva y muy avanzada hacia ellas, poco habitual de su época y no precisamente compartida por su maestro Aristóteles, según el autor.

"Es la influencia de su madre, Olimpia, una intelectual de enorme carácter que le prepara el terreno para que luego pueda entender a mujeres inteligentes como Ada de Karia, su madre adoptiva, quien le abre la relación a otra poderosa mujer, la reina-madre de Persia, Sisygambis, clave en la sociedad persa de la época", detalla.

La tesis del autor es que esta influencia femenina, y particularmente la de la reina-madre de Persia, convence a Alejandro de adoptar el modelo de la sociedad favorable a la mujer que ya existe en las tierras que conquista, como es el caso de Persia.

"Lo que mucha gente no sabe es que el lugar, en esta época, donde las mujeres tenían derechos muy avanzados era Persia, donde trabajaban en todas las profesiones, incluso como altas representantes, muy bien pagadas", explica.

Según el periodista holandés, se habrían ahorrado siglos de opresión a las mujeres si la base de nuestra civilización hubiera estado basada en el modelo adoptado por Alejandro.

A pesar de todas las mujeres poderosas que había en la vida del conquistador, Bosshcart admite que, en la Grecia clásica, una sociedad abierta a la bisexualidad y la homosexualidad, Alejandro Magno no representaba ninguna excepción a la regla.

"El gran amor de su vida fue un hombre, Hefestión. Tuvo con él una relación homosexual que le duró toda la vida. Se conocieron siendo niños en la escuela de Aristóteles y siguieron estando enamorados hasta el día de su muerte. Esto está

Más noticias de Política y Sociedad