Público
Público

Almunia avisa de que España será mirada por la UE con más atención

Bruselas señala que el rescate incluirá ajustes de plantilla en la banca. De Guindos solicita formalmente la ayuda sin concretar detalles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los expertos de la Unión Europea que negociarán las condiciones del rescate a la banca, que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, llamó los hombres de negro, están a punto de llegar a España. El portavoz de la Comisión Europea, Amadeu Altafaj, ha apuntado esta mañana que un equipo del Ejecutivo comunitario viajara 'muy pronto' a Madrid para iniciar las negociaciones sobre el memorando de entendimiento que incluirá las condiciones del préstamo que recibirá el Gobierno español para recapitalizar la banca.

'Enviaremos a nuestros expertos a Madrid para hacer una valoración que permita generar confianza', ha insistido el portavoz de la Comisión, a la vez que ha destacado que hace falta transparencia y claridad para calmar a los mercados. Altafaj también ha explicado que antes de aplicar el préstamo para la banca habrá un análisis de las entidades a cargo de los organismos europeos y el FMI.

El vicepresidente y comisario de la Competencia de la Comisión Europea, Joaquín Almunia, ha dicho que España va a ser más vigilada que otros países de la UE que no han pedido una financiación a sus socios y colegas. Según Almunia, el grado de cumplimiento de 'todos y cada uno de los compromisos adquiridos por España' como miembro de la UE serán mirados 'con más atención' por Europa desde hoy, una vez que se ha pedido formalmente el rescate a la banca. 

Por su parte, el comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha apuntado que Bruselas vigilará los progresos en materia de ajustes y reformas en España 'en paralelo' al rescate bancario. No obstante, las condiciones de esta asistencia financiera se centrarán en las entidades beneficiarias y en el conjunto del sistema, 'incluyendo sus requisitos de supervisión y regulación. Rehn ha subrayado que el acuerdo para la ayuda a la banca supondrá condiciones 'específicas' para las entidades, 'incluyendo planes de reestructuración', lo que supondía ajustes de plantilla y el cierre de oficinas.

El comisario no explicó si la el rescate procederá del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), que tiene un carácter temporal, o bien del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), que entrará en vigor probablemente el próximo mes y que tendrá un carácter permanente. La elección del fondo es importante, especialmente porque el dinero prestado por el segundo instrumento tiene un carácter de deuda preferente, es decir, tendrá preferencia de pago frente a otros acreedores. Rehn ha apuntado que los detalles del rescate para la banca se conocerán 'en unas semanas'. La intención del Gobierno y de Bruselas es que pueda estar listo para la próxima reunión de ministros de Finanzas de la UE (Ecofin), prevista para el próximo 9 de julio. El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha enviado esta mañana la carta en la que formalmente solicita al Eurogrupo que se ponga en marcha el rescate a la banca española, y en la que no se concreta el volumen de dinero de la que llama 'asistencia financiera'.

Olli Rehn subraya que el acuerdo supondrá condiciones 'específicas' para las entidades bancarias La pasada semana, las consultoras contratadas por el Gobierno para evaluar las necesidades de capital de las entidades financieras españolas, Roland Berger y Oliver Wyman, cifraron en un máximo de 62.000 millones de euros la cantidad que necesitarían las entidades en el peor escenario posible. Ahora falta por cifrar las necesidades concretas de cada una de las entidades, lo que se conocerá entre finales del mes de julio y el mes de septiembre. Según el texto de la carta, esas evaluaciones 'se deberían tener en cuenta como punto de partida' para definir el dinero que se pedirá a Bruselas para la banca española. En la carta tampoco se hace mención a las condiciones del rescate, como el plazo del préstamo o el tipo de interés. Según algunos medios, el tipo de interés se movería entre el 3% y el 4%, a un plazo de hasta 15 años.

La carta, de cuatro párrafos y dirigida al presidente del Eurgrupo, el luxemburgués Jean Claude Junker, cumple con el trámite establecido para poder acogerse a la línea de crédito que puso a disposición de la banca española el Eurogrupo el 9 de junio por importe de hasta 100.000 millones de euros. En el texto, el ministro confirma que 'el Fondo para la Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que actuará en representación del Gobierno de España, será la institución receptora de los fondos que canalizará a las entidades financieras', a pesar de que el Gobierno intentó que fueran directamente los bancos los que recibieran la ayuda, a lo que se oponían otros socios europeos, como Alemania.

Según el secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, las necesidades urgentes de recapitalización de la banca española podrían financiarse con algún mecanismo de carácter transitorio, ya que la ayuda europea que solicitó España este lunes tardará en torno a 3 o 4 meses en llegar.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha admitido que los socios europeos 'lógicamente exigirán un esfuerzo importante' a las entidades financieras que recurran a la línea de crédito de hasta 100.000 millones de euros, y ha considerado que el escenario adverso diseñado por las consultoras, según el cual las entidades financieras necesitarían entre 51.000 y 62.000 millones de euros, es 'altamente improbable'.

Por su parte, el secretario de Organización del PSOE, Óscar López, ha opinado que España 'es un gran país' que tiene un 'mal presidente' en un momento muy delicado, que está haciendo 'una verdadera chapuza con el rescate'.