Público
Público

Amarga victoria del CDU de Merkel y batacazo del SPD

Los grandes beneficiados fueron Los Verdes, La Izquierda y los liberales del FDP

GUILLEM SANS MORA

El Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) demostró ayer que siempre se puede ir a peor. Rozó el 21% de los votos y superó con ello el desastre histórico de 2004, cuando alcanzó un 21,5%. El presidente del partido, Franz Müntefering, admitió que el resultado es "decepcionante".

Con un 30,8%, el partido más votado fue la Unión Demócrata Cristiana (CDU) de la canciller, Angela Merkel. Junto con sus aliados socialcristianos bávaros de la CSU, los conservadores alemanes suman el 38% de los votos. Merkel preparó a sus compañeros y simpatizantes para una pérdida de votos en declaraciones a Bild am Sonntag. "En 2004 teníamos una situación extraordinaria" por la impopularidad de las reformas de su predecesor, Gerhard Schröder. El pronóstico se cumplió, y su partido perdió cinco puntos.

Estas elecciones europeas confirmaron también el auge del Partido Libre Democrático (FDP), que se beneficia de la debilidad de la CDU/CSU. Ganó casi cinco puntos con respecto a 2004, para alcanzar el 10,9%.

Die Linke (La Izquierda) obtuvo un 7,6% de los votos. A pesar de la caída socialdemócrata, el partido de Oskar Lafontaine quedó por debajo de sus expectativas, muy lejos de Los Verdes, que fueron la tercera fuerza más votada y se mantuvieron en el 12%.