Público
Público

La amenaza de Finlandia eleva la prima de riesgo

El bloqueo a la compra de deuda por parte del fondo de rescate la sitúa en 486 puntos, con lo que supera por primera vez a la de Irlanda. El IBEX apenas subió el 0,31%

EFE

La prima de riesgo española ha repuntado con fuerza hasta los 486 puntos básicos (con lo que supera por primera vez a la de Irlanda) después de que Finlandia haya amenazado con bloquear la compra de deuda soberana por parte del fondo europeo de rescate, una de las decisiones clave del último Consejo Europeo.

La rentabilidad del bono español a diez años se situó en el 6,375%, por encima del 6,344% en el que terminó la jornada la deuda irlandesa al mismo plazo. Estas rentabilidades, comparadas con el 1,519% del bono alemán a diez años, elevaron la prima de riesgo española hasta los 486 puntos básicos y la irlandesa hasta los 483. 

La desconfianza de los inversores fue reforzada por la postura de Holanda, que tampoco ve con buenos ojos este tipo de operaciones, aunque ha indicado que no que las vaya a bloquear. El IBEX 35 también se resintió y apenas subió el 0,31%, manteniendo los 7.100 puntos, una ligera subida por debajo de las cifras registradas en las bolsas europeas.

Poco antes de las 17 horas, la rentabilidad del bono español a diez años se sitúa en el 6,36%, por encima del 6,34% que marcaba en el mismo momento la deuda irlandesa al mismo plazo. Estas rentabilidades, comparadas con el 1,52% del bono alemán a diez años, elevan la prima de riesgo española hasta los 485 puntos básicos y la irlandesa hasta los 483.

Los expertos ven determinante la negativa de Finlandia, a la que podría sumarse también Holanda, en el repunte de la prima de riesgo porque la actitud de ambos países pone en peligro la posibilidad de comprar deuda soberana en los mercados secundarios, como se acordó en la última cumbre. La desconfianza de los inversores llevó a la prima de riesgo española a recuperar cinco puntos básicos en la apertura de la sesión, hasta colocarla en 480. Durante la jornada, subiría cinco puntos más.

En cuanto a las primas de riesgo de otros países periféricos, la de Italia bajaba hasta 422 puntos básicos, con el bono a diez años en el 5,74%, mientras que la de Irlanda caía casi seis puntos hasta 483, con el bono en el 6,34%. En el caso de Portugal, el diferencial subía ligeramente a 860, mientras que el griego caía hasta 2.409 puntos básicos.

"No apoyamos intervenir en el mercado secundario", afirmaron las fuentes finlandesas, que recordaron que para autorizar una operación de este tipo se necesita la unanimidad de los 17 países del euro, que decidieron en la cumbre flexibilizar el uso de los fondos europeos de rescate para hacer más fácil la compra de deuda de países cumplidores pero con problemas de refinanciación.

Holanda también es reticente a permitir esta opción y desconfía de que la compra de bonos soberanos a través del fondo de rescate llegue a materializarse, si bien no ha dicho expresamente que vaya a bloquearla. "Los instrumentos ya existen y Holanda no es partidaria de otros nuevos", indicaron fuentes del Gobierno holandés, que recordaron que un país puede hacer una solicitud, bajo estrictas condiciones y los otros países tienen que pronunciarse.

Estas mismas fuentes aclararon que el primer ministro holandés en funciones, Mark Rutte, no ha dicho que Holanda vaya a bloquear sino que se ha referido más bien a que "la probabilidad de que ocurra [la compra de obligaciones] es pequeña, porque no es partidario", es decir, que "la posición de base de Holanda es negativa".

La Comisión Europea, por su parte, ha aclarado que si la compra de deuda soberana se realizara a través del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) o fondo temporal sí se precisaría unanimidad, lo mismo que en líneas generales si se llevara a cabo mediante el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) o fondo permanente, cuya entrada en vigor esta prevista para este mes.

Existe, no obstante, un procedimiento en el MEDE por el cual se puede aprobar una decisión urgente con un apoyo del 85% de los Estados miembros para casos en los que se concluya que está en juego la estabilidad de la zona del euro, recordó el nuevo portavoz comunitario de Asuntos Económicos y Monetarios, Simon O'Connor. O'Connor consideró, en cualquier caso, que no sería prudente extrapolar las reglas de procedimiento a esta situación hipotética de la compra de bonos.

En caso de que la decisión sobre la compra de deuda se adoptase mediante el procedimiento de urgencia previsto en el MEDE, Finlandia y Holanda no tendrían suficiente peso para bloquearla ya que su voto equivale sólo a un 1,8% y un 5,7% del total, señalaron fuentes comunitarias

Más noticias de Política y Sociedad