Público
Público

Arranca la reunión entre Irán y el Grupo 5+1 sobre el programa nuclear

EFE

El encuentro entre Irán y las grandes potencias reunidas en el llamado Grupo 5+1 ha dado comienzo hoy en Estambul a las 08.10 GMT, con la intención de desbloquear unas negaciones en punto muerto desde hace más de un año.

La reunión, cerrada a la prensa, sienta en la misma mesa a las delegaciones de Irán y del 5+1, compuesto por Alemania más los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, China, Francia, Estados Unidos, Reino Unido y Rusia.

Este es el primer cara a cara entre las dos partes desde que el pasado enero fracasó, también en Estambul, una reunión para acercar posturas sobre el programa atómico iraní, que Occidente teme esconda intenciones militares y que Teherán asegura sólo tiene objetivos civiles y pacíficos.

Según avanzó ayer el secretario de Estado de Exteriores británico Alistair Burt, las potencias apenas esperan que esta reunión suponga el comienzo de un proceso de diálogo que acabe dando un resultado positivo.

"La responsabilidad es de Irán, de demostrarnos que esta vez va en serio. Es una grata señal que Irán haya dicho que está dispuesto a negociar el asunto nuclear. Este es un pequeño cambio que queremos probar y explorar", declaró Burt en una nota colgada anoche en la página web de su Ministerio.

"En una reunión no se va a arreglar nada, pero pueden mostrar (los iraníes) que quieren negociar en serio", confío a Efe esta semana una fuente diplomática en Viena, donde tiene su sede el Organismos Internacional de Energía Atómica, que desde 2003 trata de aclarar la naturaleza del programa atómico iraní.

De hecho, se ha comentado ya la posibilidad de una segunda ronda de contactos que tendría lugar en Bagdad en una fecha aún no definida.

El principal escollo es la exigencia por parte de la comunidad internacional, manifestada en varias resoluciones de la ONU, de que Irán suspenda sus trabajos de enriquecimiento de uranio, un combustible que puede ser usado para usos militares y civiles.

Esa petición es la principal prueba de confianza y buena voluntad que se exige a Irán, así como un aumento de la colaboración con el Organismo Internacional de Energía Atómica, que desde 2003 lleva tratando de aclarar la verdadera naturaleza del programa atómico iraní.

Las delegaciones del 5+1 están coordinadas por la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, y entre los jefes de misión se encuentran Wendy R. Sherman, subsecretario para Asuntos Políticos de EE UU; Jacques Audibert, director político del Ministerio en el caso de Francia; y su homólogo Hans-Dieter Lucas para Alemania.

La reunión se celebra en el Centro de Congresos de Estambul, un inmenso complejo céntrico que acoge numerosos reuniones internacionales de esta naturaleza.

Más noticias