Público
Público

La AVT, dividida en dos bloques enfrentados, elige a su nueva dirección

EFE

Los más de 4.000 miembros de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) eligen hoy a su nueva dirección entre la actual presidenta, Ángeles Pedraza, y la candidatura alternativa encabezada por Paulina Cerezal, dos listas enfrentadas que en las últimas horas se han lanzado acusaciones mutuas.

Así, la lista de Cerezal, que también incluye a María Jesús González, madre de Irene Villa o Mapi de las Heras, viuda del concejal socialista asesinado por ETA Fernando Múgica, ha denunciado abusos de la actual junta directiva para dificultar el voto libre de los asociados y el uso indebido de algunos miembros de los medios materiales y técnicos de la organización.

Unas maniobras que ya han tenido respuesta en los tribunales, ya que cinco miembros de la dirección actual de la AVT se han querellado a título individual contra la lista de Cerezal.

Además, Pedraza ha tildado estas acusaciones de "juego sucio" para desprestigiar "con mentiras" a la junta directiva y para dañar la imagen de la AVT bajo el lema "del todo vale para intentar ganar".

En medio de la polémica, a las nueve de la mañana se iniciará la asamblea de la AVT a puerta cerrada, que comenzará con el informe de gestión y el debate y votación de las cuentas de la asociación.

Seguidamente, las dos candidaturas en liza presentarán su proyecto y, tras los discursos, - Pedraza ya ha prometido que aprovechará para defender a su junta de las acusaciones vertidas "con argumentos y pruebas"- se celebrará la votación.

Los asociados elegirán a mano alzada entre Ángeles Pedraza, madre de una víctima de los atentados del 11-M, y que ocupa la presidencia de la AVT desde mayo de 2010, cuando sustituyó en el cargo a Antonio García Casquero, que se retiró por motivos personales, o Paulina Cerezal, viuda del ex guardia civil Francisco Díaz de Cerio, asesinado por ETA en 1991 en Bilbao.

Más noticias de Política y Sociedad