Público
Público

El baloncesto despide a Sergio Luyk

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El baloncesto, y también destacados miembros de otras disciplinas deportivas, se han volcado en el último adiós a Sergio Luyk Torres, ex jugador del Real Madrid, del Fórum Valladolid y del Breogán Lugo, e hijo de Paquita Torres y de Clifford Luyk, fallecido esta madrugada a los 36 años víctima de una larga enfermedad.

La capilla ardiente del ex jugador, situada en el Tanatorio 'La Paz', en la localidad madrileña de Tres Cantos, recibió la visita de numerosas personalidades del Real Madrid, club en el que jugó su padre y también él, y de todos los ámbitos del deporte, tanto de la canasta como de otras especialidades.

Antonio Martín y Alberto Herreros, director general y director deportivo respectivamente de la sección de baloncesto del Real Madrid, fueron de los primeros en personarse en el velatorio, en el que también se encontraba Estefanía Luyk, hermana de Sergio.

Asimismo, el seleccionador nacional, José Vicente Hernández, acudió a transmitir el pésame a la familia en una mañana marcada por el dolor de la muerte del ex jugador. Su juventud y su larga enfermedad, como señaló Alberto Herreros, ex compañero de equipo y jugador a las órdenes de Clifford Luyk, han hecho de este desenlace "es un palo muy grande".

Los rostros de la familia madridistas evidenciaban la dureza del momento, como el de Juan Antonio Corbalán y el de Javier García Coll, así como la de Lolo Sainz, ex jugador y entrenador del Real Madrid y ex seleccionador nacional, a quien le une una gran amistad con la familia Luyk.

Sergio Luyk falleció esta madrugada en Madrid a los 36 años como consecuencia de un cáncer. Hijo de Clifford Luyk y de la ex modelo Paquita Torres, nació en Madrid el 20 de septiembre de 1971, se formó en las categorías inferiores del Real Madrid y, posteriormente, se trasladó a los Estados Unidos para jugar cinco temporadas en la Universidad de Saint John.

El alero regresó a la ACB una vez cerrada la etapa universitaria estadounidense y, en 1995, se incorporó al Fórum Valladolid, del que pasó al Real Madrid, donde permaneció en la campaña 1998-99, y se marchó al Breogán Lugo para acabar su carrera en 2001.

La muerte de Sergio Luyk ha desatado una cascada de condolencias desde todos los ámbitos. La Asociación de Clubes de Baloncesto ha expresado públicamente el pésame por la desaparición a la familia a través del presidente, Eduardo Portela, mientras que la página web del Real Madrid destaca "su constante lucha por aferrarse a la vida en estos últimos meses" en una "última muestra de su carácter ganador".