Público
Público

El BCE rechaza intervenir en los mercados

Mario Draghi, presidente del BCE, dice que la institución 'no puede llenar el vacío de la falta de acción de los Gobiernos'

PUBLICO.ES / EFE

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, reiteró este jueves que el BCE no va a intervenir en los mercados para contener la crisis de deuda, tal y como le reclama España desde hace tiempo. En su lugar, Draghi propuso una 'unión bancaria' con un fondo de garantías de depósitos y de resolución que, en su opinión, ayudaría a relajar la presión de los mercados.

'Nuestros líderes deben aclarar su visión de la Unión y cómo va a ser el euro. Cuanto antes se expliquen, mejor. ¿Puede el BCE llenar el vacío dejado por la falta de gobernanza en la eurozona? No. ¿Puede el BCE llenar el vacío de la falta de acción de los Estados en el frente presupuestario? No. ¿Puede el BCE llenar el vacío de la falta de acción en el frente estructural? De nuevo la respuesta es no, las reformas estructurales no tienen mucho que ver con la política monetaria', afirmó Draghi en un tono firme ante la Comisión de Asuntos Económicos del Parlamento Europeo, donde presentó el informe anual de la entidad,  si bien el turno de preguntas estuvo dominado por la reestructuración de Bankia y la prima de riesgo.

A preguntas del un eurodiputado del PP, Draghi evitó pronunciarse directamente sobre si el BCE debe intervenir de nuevo para paliar la situación de la prima de riesgo en España, pero ha dado a entender que no lo hará:  '¿Qué más se puede hacer cuándo los mercados no aprecian las reformas ambiciosas del Gobierno?'.

El presidente del BCE señaló que tras la crisis la percepción del riesgo sistémico de la banca 'ha cambiado de manera sustancial porque los niveles de apalancamiento que hace cuatro años se consideran plausibles ahora no lo son'. En este sentido llamó a 'hacer lo que se estableció en 1988 con la unión monetaria y volver a marcarse una meta común y unas condiciones ex ante [antes del suceso]'.

Para Draghi, 'algunos Gobiernos están nadando a contracorriente para cruzar un río cuya otra orilla no ven por la espesa niebla'. Una medida que, según él, 'aclararía el horizonte' es 'una unión monetaria con un sistema de garantías y depósitos, un fondo de resolución para bancos en peligro y una mejor centralización de la supervisión bancaria'. Ese fondo de resolución para los bancos 'en dificultades' tendría el objetivo de 'garantizar las operaciones de los bancos una vez quebrada la entidad'.

Según el presidente del BCE, 'cuando se tiene que tratar la suspensión de banco hay que actuar con transparencia'. Draghi lamentó la actuación de los gobiernos en las reestructuracones de los bancos desde el inicio de la crisis a propósito de las preguntas de varios eurodiputados sobre la gestión de la crisis de Bankia.

Mario Draghi se refirió en concreto a Bankia en su intervención: 'Lamento  que se subestimasen los problemas de Bankia en un principio' y fueran necesarias varias revisiones de la recapitlización para el banco. 'Casos como el de Bankia demuestran que nos enfrentamos a necesidades de recapitalización; es mejor pecar por exceso que por defecto', ha explicado Draghi. Añadió que  que en el caso de las inyecciones de dinero público a la banca desde el inicio de la crisis 'todos los países han terminado haciendo las cosas de la peor manera posible y al coste más alto imaginable'.

'Urjo a todos los gobiernos a que tengan en cuenta que cuando se trata de necesidades de recapitalización mejor corregir a 'posteriori' por pasarse que por quedarse corto. Mejor pecar de exceso de transparencia que luego descubrir con horror los resultados', aconsejó.

Otra lección que Draghi dice haber extraído de Bankia es que 'es necesaria una mayor centralización de la supervisión bancaria para prever los riesgos sistémicos'. Según el presidente del BCE, 'Bankia no es banco transfronterizo pero sí es muy sistémico'.

Más noticias