Público
Público

Berlusconi y el presidente italiano chocan por Eluana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El caso sobre el derecho a morir que ha dividido a Italia se convirtió el viernes en una crisis política para el primer ministro, Silvio Berlusconi, cuando el presidente de la República, Giorgio Napolitano, se negó a firmar su decreto ordenando a los médicos que continúen administrando alimentos y agua a Eluana Englaro.

El Vaticano, que cree que dejar de alimentar a la mujer sería equivalente a la eutanasia, se situó del lado del Gobierno y criticó a Napolitano en un raro enfrentamiento con el jefe del Estado.

La mujer, de 38 años, lleva en estado vegetativo desde un accidente de tráfico en 1992 y ha sido llamada la "Terri Schiavo" italiana, en referencia a la estadounidense que pasó 15 años en coma y que obtuvo el derecho a morir en 2005 tras una larga batalla legal.

Esta semana, su padre, que lleva más de diez años de batalla legal en los tribunales italianos, la llevó a un nuevo centro que accedió a dejar de alimentarla después de que otras varias clínicas rechazaran acogerla por temor a represalias.

El máximo tribunal italiano dictaminó el año pasado que el coma era irreversible y que se la debería permitir morir. Los médicos de la clínica comenzaron a retirarle la alimentación el viernes, en línea con esa decisión.

Sin embargo, el gabinete del primer ministro Silvio Berlusconi emitió un decreto que impide que los médicos dejen de alimentarla, desafiando la decisión judicial.

LA FIRMA ES NECESARIA

Poco después de que Berlusconi emitiera el decreto, Napolitano, que había advertido que no legislaría sobre un asunto tan delicado, le dijo que no lo firmaría, un paso necesario para que se convierta en ley.

La oposición de centroizquierda protestó porque Berlusconi se enfrentara al presidente. Incluso uno de los aliados más próximos del primer ministro, el presidente de Parlamento y político de derechas Gianfranco Finni, expresó su preocupación por la disputa.

Berlusconi dijo que si el presidente no firma el decreto ley convocará una sesión de emergencia en el Parlamento, donde cuenta con una mayoría cómoda, para aprobar una ley.

"Como padre, nunca permitiría una decisión que infligiera sufrimiento a una persona que aún está con vida", aseguró.

Muchos políticos católicos, en su mayoría de centroderecha, han dicho que no alimentar a la mujer es un acto de eutanasia, algo que es ilegal en Italia, y han instado al Gobierno a intervenir.

Un sacerdote celebró una misa para los activistas contrarios a la eutanasia reunidos a las puertas del centro donde se encuentra Eluana, donde un pequeño grupo de manifestantes levantaba carteles en los que se leía "Berlusconi, salva a Eluana".

El cardenal Javier Lozano Barragán, que ocupa el cargo equivalente al ministro de Sanidad del Vaticano, dijo que esta semana que aplicar la decisión legal conllevaría "matar deliberadamente" a Englaro.

Más noticias en Política y Sociedad