Público
Público

Un camión provida abre una cabalgata de reyes en Madrid

El PSOE pide el cese del concejal del PP responsable de la celebración

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un camión antiabortista de 20 metros, con 60 niños a bordo y altavoces tronando villancicos en versión techno, desfiló ayer en la cabalgata de reyes del distrito de Chamartín (Madrid). La polémica carroza fue la estrella del evento y ensombreció a las otras seis, tiradas por coches y organizadas por diversas empresas y la asociación de comerciantes.

Una pancarta de dos metros de altura con el lema No existe el derecho a matar: Existe el derecho a vivir abrió el paso al desfile. La entidad provida que sufragó su gasto, Derecho a Vivir, defendió su participación porque 'no se trató de una reivindicación política, sino moral', en palabras de su presidente, Ignacio Arsuaga. 'Si en el Orgullo Gay permiten llevar carrozas a ese colectivo, en la cabalgata, que simboliza la protección a las madres y a los niños, nos deben permitir llevar nuestra propia carroza', añadió Arsuaga.

COGAM (Colectivo de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales de Madrid) recordó ayer en una nota de prensa que sus marchas son manifestaciones 'con los permisos de las Administraciones públicas', no cabalgatas infantiles. Tanto COGAM como el PSOE exigieron el cese del concejal del distrito de Chamartín, Luis Miguel Boto (PP), que autorizó la participación de la carroza provida. Durante el desfile, Boto se sacudió las críticas y calificó de 'injustificada' y 'desproporcionada' la petición de cese.

El mismo camión (en un acto independiente a la cabalgata) acudirá hoy a la sede de la UE en Madrid, con un rey Melchor que pretende entregar un saco de carbón al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, por su proyecto de Ley del Aborto. Derecho a Vivir asegura que la nueva ley, que regulará el derecho de las mujeres a interrumpir su embarazo, 'multiplicará las trágicas cifras de seres humanos indefensos exterminados'. 'Eso sí que será un acto político', apuntó Arsuaga.

Sorprendido y molesto por la convocatoria de hoy, el presidente de la Asociación de Comerciantes de Prosperidad (que ha organizado la cabalgata los últimos cuatro años), Eduardo Morán, advirtió antes del inicio de la fiesta: 'Se les ha permitido entendiendo que no van a hacer nada político. Se les avisado de que es un acto lúdico y festivo'.

A mitad de recorrido, se retiró la pancarta principal. Desde el tráiler se lanzaron 20 kilos de caramelos, cientos de globos, gorros y bolsas de confeti, pero ningún folleto ideológico. Tampoco se emitieron proclamas por los altavoces, que mantuvieron su ritmo atronador de villancicos y canciones disco.

Más noticias en Política y Sociedad