Público
Público

La CNE plantea dos alternativas al borrador del decreto del carbón nacional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Comisión Nacional de la Energía (CNE) ha planteado al Ministerio de Industria dos alternativas al borrador de decreto elaborado para incentivar el uso de carbón nacional por parte de las eléctricas, informó hoy el organismo regulador.

La primera propuesta pasaría por otorgar una prima a las centrales que consumen carbón nacional para que resulten competitivas respecto a las que utilizan otros combustibles, es decir, un sistema similar a los incentivos que abonan al régimen especial (energías renovables y cogeneración).

La segunda alternativa al borrador de Industria consiste en instrumentar un sistema retributivo complementario al precio del mercado, a través de los pagos de garantía de potencia.

En cuanto al borrador de decreto, la CNE traslada seis "propuestas de mejora" procedentes de las alegaciones de las empresas, organismos y comunidades autónomas representadas en el Consejo Consultivo de la Electricidad.

En cualquier caso, el regulador subraya que las medidas que se adopten finalmente para fomentar la utilización del carbón autóctono deberían tener un "carácter temporal hasta que las circunstancias del mercado eléctrico posibiliten su eliminación", y nunca más allá de 2012, fecha en la que finaliza el Plan Nacional de Reserva Estratégica de Carbón (2006-2012).

El borrador de decreto elaborado por Industria tiene el objetivo de incentivar el uso de carbón autóctono en un contexto de caída de la demanda eléctrica, que ha provocado que este combustible deje de utilizarse por su menor competitividad ante otras tecnologías de generación.

El texto del borrador establece un mecanismo de restricciones que da entrada preferente a la red a las centrales que utilizan carbón autóctono, de manera que el resto tendrá que disminuir su producción.

Esta reducción afectará primero a las más contaminantes, las de carbón y fuel importado, y después a las de gas natural, si bien las plantas que tengan que ceder espacio en el mercado a las de carbón autóctono recibirán una compensación mediante la generación de derechos de cobro.

Entre las propuestas de mejora del borrador de decreto destaca la de reducir las producciones planteadas para ajustarlas a los compromisos del Plan de la Minería correspondientes a la actividad subterránea, y plantear una solución de almacenamiento temporal del "stock" de carbón existente en la actualidad que permita un "consumo laminado en el tiempo".

Otra es complementar con mecanismos de mercado el sistema de reducción de los programas de las centrales que compensan la entrada del carbón autóctono, como, por ejemplo, subastas para cada tecnología similares a las utilizadas en la segunda fase del actual mecanismo de restricciones técnicas.

Desde el regulador también se apuesta por modificar el criterio de traslado del coste final al cliente, de forma que todos los costes derivados de la medida se instrumenten mediante un cargo regulado, para evitar su asunción por parte de las empresas comercializadores.

También se propone incluir en los precios de referencia utilizados para la determinación del lucro cesante no sólo los costes de combustible, sino el resto de costes variables (como el coste de operación y mantenimiento y del transporte), con el objetivo de que el lucro cesante reconocido se aproxime al real.

Otra de las reivindicaciones es la introducción, en los criterios de reducción de programas, de fórmulas de eficiencia energética y medioambiental que supongan la exclusión de este procedimiento de las centrales de cogeneración en régimen ordinario y las que consumen gases siderúrgicos.

Más noticias en Política y Sociedad