Público
Público

El Consejo de Seguridad de la ONU permanece bloqueado en respuesta a la crisis en Gaza

EFE

El Consejo de Seguridad de la ONU siguió hoy bloqueado en su intento, de tres días, por consensuar una respuesta a la situación en Gaza, ante la insistencia de Estados Unidos en que se debe enfatizar el papel en la crisis del Gobierno islámico de Hamás.

Los 15 miembros del Consejo negociaron hoy, infructuosamente, posibles cambios en la declaración propuesta por países árabes que critica el bloqueo impuesto por Israel al territorio palestino.

El texto es aceptado por todos los países que componen el máximo órgano de Naciones Unidas, a excepción de EE.UU., que propuso diversas enmiendas para agregar "contexto" a la declaración.

A pesar de la ausencia de avances en las negociaciones, el presidente de turno del Consejo, el embajador libio Giadalla Ettalhi, convocó una nueva reunión el viernes en la que se intentarán salvar las diferencias.

El representante de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) ante la ONU, Ryad Mansour, consideró que EE.UU. debería reflexionar sobre su aislamiento en el seno del Consejo de Seguridad en esta cuestión.

"Deberían darse cuenta de la posición de otros países amigos de Israel", apuntó en referencia a miembros del Consejo como Francia, Reino Unido o Italia.

Sin embargo, el embajador estadounidense Alejandro Wolf advirtió al final de la reunión de hoy que será "muy difícil" llegar a un consenso porque "partimos de puntos muy diferentes".

Señaló que no se puede abordar la situación humanitaria en Gaza sin hacer referencia al golpe armado con que Hamás se hizo con el control del territorio en junio de 2007 y los bombardeos con cohetes contra Israel lanzados desde entonces.

"La población palestina está sufriendo el desastre de seguridad que ha provocado Hamás", agregó.

El embajador de Suráfrica, Dumisani Kumalo, aseguró sentirse "deprimido" ante la falta de acuerdo y reconoció que las negociaciones "no van bien".

"Se han presentado unas enmiendas que son difíciles de conjugar con el texto", agregó.

El borrador que hay sobre la mesa del Consejo expresa una "profunda preocupación respecto al pronunciado deterioro de la situación humanitaria en Gaza" debido al cierre decretado por Israel el pasado 17 de enero de los pasos fronterizos, que impide la entrega de artículos de primera necesidad como alimentos y combustible a su población civil.

Recuerda a Israel su obligación de cumplir con las leyes internacionales respecto al trato de la población palestina y le insta "a que asegure el acceso de la población de Gaza sin impedimentos a la asistencia humanitaria" abriendo los puestos fronterizos.

También hace un llamado a que "todas las partes cesen los actos de violencia incluido el lanzamiento de cohetes contra territorio israelí", sin mencionar a Hamás.

Para el embajador israelí ante la ONU, Dan Gillerman, el Consejo de Seguridad "está malgastando su tiempo" en esta declaración y arriesga darle un triunfo a Hamás que "socavará" el proceso de paz.

Más noticias de Política y Sociedad