Público
Público

Un constructor afirma que Matas pagó parte de las obras de su palacete en negro

El ex presidente del Govern le entregó 70.000 euros al comienzo de las obras de reformas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Joan Serra, constructor que llevó a cabo las obras de rehabilitación de la vivienda del ex presidente balear Jaume Matas, admite que cobró 70.000 euros en metálico y el resto, 92.000, “en negro”. Lo hizo de manos de Fernando Areal, cuñado del ex ministro, quién entonces era gerente del PP. Así lo declaró, ayer, en su comparecencia como testigo ante el juez José Castro, quien instruye el caso Palma Arena, de presunta corrupción, en el cual se incluye la investigación del supuesto incremento injustificado del patrimonio de Jaume Matas durante la legislatura pasada.

De hecho, se sospecha que la rebaja en el precio del palacete de 450 metros cuadrados en el centro de Palma, que la familia Matas adquirió por menos de un millón de euros y que está tasado por más de 2,5 millones, pudo ser una contraprestación por algún contrato relacionado con el velódromo que acabó costando el triple de lo presupuestado.

En este contexto el juez instructor de la causa tomó ayer declaración a el vendedor de una tienda de muebles, Juan Cortés, y a un joyero, Pablo Fuster, quienes coincidieron en que también habían cobrado en metálico por sus productos, aunque no en negro. Aún así admitieron que habían hecho descuentos de hasta el 20% a Matas y su mujer, Maite Areal, en sus establecimientos.

Estas citaciones llegan después que el pasado 6 de noviembre se llevaran a cabo los registros de los pisos de Jaume Matas en Palma y Madrid. La comisión judicial eleva a más de dos millones de euros el dinero que el ex presidente balear invirtió sólo en el interior de la vivienda de la capital balear en la cual se encontraron ocho televisores, una bodega con varios cientos de botellas de vino, objetos de menaje y vajillas por valor de 106.000 euros y muebles y cómodas que se adquirieron en una sola tienda que costaron 11.000, además de una escobilla de baño de 350 euros y medio centenar de pares de zapatos de la mujer del ex ministro, Maite Areal, entre otros lujosos enseres.

Jaume Matas, su esposa, su cuñado Fernando Areal, y su testaferro, Bartomeu Reus, deberán declarar como imputados el 23 de marzo de 2010.

Por otra parte, el secretario general del PP de Palma, Rafael Durán, quien dimitió de su cargo como portavoz municipal popular en el Ayuntamiento de Palma a raíz de su detención e imputación en el caso Palma Arena, considera que las filtraciones a los medios de comunicación sobre los resultados de los registros a las viviendas de la familia Matas no son “normales”. No lo son, añadió, ni para el ex ministro ni “para nadie”, sea cual sea su color político.

Al secretario general del PP de Palma, Rafael Duran, 'no le parecen normales' las filtraciones sobre los registros en los inmuebles propiedad de Jaume Matas.

Duran dimitió el pasado mes de agosto como portavoz del partido en Palma al estar también imputado en este caso que investiga la supuesta trama de corrupción en la creación del velódromo.

Cabe recordar que el abogado de Matas, Rafael Perera, afirmó que estudiaba presentar una queja ante el Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, que instruye el caso Palma Arena, por las filtraiones sobre los registros ya que estas actuaciones judiciales 'son secretas'.

El letrado criticó que con estas filtraciones a los medios de comunicación en torno a la documentación intervenida en ambos inmuebles se ha producido un 'quebrantamiento' del secreto profesional por parte de quienes se encontraban presentes en los registros, 'ya no sólo por intimidad sino porque las actuaciones judiciales son secretas'.

Más noticias en Política y Sociedad