Público
Público

Consultas EEUU se prolongan, pero calidad de atención es "pobre"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un nuevo estudio demuestraque desde fines de la década de 1990 se prolongó el tiempo delas consultas de atención primaria en Estados Unidos.

Los autores de la investigación afirman que eso esespecialmente importante dada la creciente presión sobre losmédicos de atención primaria para mejorar la eficiencia delservicio, ante el aumento de pacientes y la reducción de losingresos.

Aun así, el equipo halló que "el rendimiento, en general,era (...) pobre". Toda mejora de la calidad de la atencióndemandará esfuerzos prolongados, además de pagarles a losmédicos por el tiempo extra para aconsejar y examinar a lospacientes.

Los médicos de atención primaria ganaban un 10 por cientomenos en el 2003 respecto a 1995, considerando la inflación,publica en Archives of Internal Medicine el equipo de ladoctora Lena M. Chen, de University of Michigan Health System,en Ann Arbor.

"Dada la tendencia del reembolso y las presiones paraaumentar la eficiencia -dicen-, se podría pensar que losmédicos respondan con menos tiempo para cada paciente paraatender a más pacientes, mejorar la eficiencia y aumentar susingresos", afirmó.

Para comprobarlo, y analizar si la calidad de la atenciónde esos médicos mejoraba o empeoraba en el tiempo, el equiporevisó datos de National Ambulatory Medical Care Survey, entre1997 y el 2005. La encuesta, realizada por National Center forHealth Statistics, releva anualmente una muestra de médicosrepresentativa de todo el país.

En el período estudiado, la cantidad de consultas deadultos a los médicos de atención primaria creció de 273 a 338millones, o un 10 por ciento. La consulta promedio duraba 18minutos en 1997 y aumentó a casi 21 minutos en el 2005.

Mientras que los pacientes antiguos y nuevos registraronlas visitas más prolongadas, los pacientes negros no hispanos ylos hispanos realizaron consultas más cortas que los blancos.Ese resultado sorprendió al equipo; "Explicaría por qué lasminorías no siempre reciben atención comparable a la quereciben los pacientes blancos".

Durante el período estudiado, la calidad de la atención delos médicos "sólo mejoró levemente"; los pacientes no recibíanmás asesoramiento alimentario y físico en el 2005 que en 1997,aunque ya había evidencias sólidas de que esas recomendacionesson positivas para los pacientes de alto riesgo.

Hubo un aumento de la probabilidad de que los médicosrecetaran fármacos con beneficios comprobados, como losbetabloqueantes para la enfermedad coronaria o los medicamentosadecuados para la insuficiencia cardíaca.

El equipo concluye: "Mejorar la calidad de la atenciónexigirá una combinación de inversiones en distintos sistemas,como las historias clínicas electrónicas, la participación deotros profesionales, como los enfermeros, y el aumento delreembolso a los médicos de atención primaria por el tiempoextra dedicado en la consulta".

FUENTE: Archives of Internal Medicine, 9 de noviembre del2009.

Más noticias en Política y Sociedad