Público
Público

Consumo de éxtasis afecta el cerebro más de lo pensado

Reuters

Por Kerry Grens

Para ver qué estaba pasando enel mundo real del consumo de drogas, un equipo de Australia fue afiestas en las que se usaba éxtasis y descubrió que el cerebro deesas personas estaba más en riesgo de lo pensado.

El equipo observó también que las píldoras de éxtasiscontienen otras drogas.

"La mayoría de los estudios sobre toxicidad en personas oanimales siempre analizó una droga", dijo el doctor ThomasNewton, profesor de Baylor College of Medicine y que no participódel estudio. "No sabemos qué pasa cuando se mezclan las drogas",agregó.

Para el estudio, 56 consumidores de éxtasis desde hacía porlo menos cinco años aceptaron invitar al equipo a fiestasprivadas donde consumían la droga.

El equipo obtuvo muestras de las píldoras y determinó en losparticipantes el nivel de MDMA (la sustancia química del éxtasis)en sangre cada hora durante cinco horas después de tomar ladroga.

Al final del estudio, cada participante recibió unos 205dólares (o 200 dólares australianos) por su participación.

En algunos, el nivel de MDMA alcanzó niveles que causanlesiones o muerte en primates.

Sólo la mitad de las píldoras contenía MDMA exclusivamente.El resto también incluía metanfetamina o sustancias químicasasociadas con MDMA (MDEA o MDA). Algunas píldoras directamente noincluían MDMA.

"Esto revela una preocupación de salud pública porque estáncirculando píldoras con más de 200 mg de MDMA", escribió elequipo en la revista Addiction.

La mayoría de los consumidores ingirió más de una píldora yalgunos tomaron hasta cinco.

"Tomar varias píldoras aumenta la concentración de la drogaen sangre, lo que es peligroso", apuntó por correo electrónico eldoctor Rod Irvine, autor principal del estudio.

Es que las concentraciones de MDMA en sangre de losparticipantes no dejaron de subir durante las cinco horas en lasque se obtuvieron las muestras.

"Esto nos sorprendió", dijo Irvine, profesor de University ofAdelaide. "Los niveles más altos son muy cercanos a los quelograron dañar las células cerebrales en modelos animales",agregó.

En tres consumidores, las concentraciones de MDMA en sangresuperaron los 700 mg/L, un nivel tóxico para primates en ensayosde laboratorio. Otros tres consumidores llegaron a niveles tanaltos como ese. "Son cifras muy altas", señaló Newton.

Irvine comentó que la mayoría de los participantes siguióconsumiendo éxtasis durante la noche, aun cuando lasconcentraciones en sangre de la píldora inicial no había llegadoal nivel máximo.

Para los autores, los usuarios desarrollarían tolerancia a ladroga mientras la usan y esto les reduciría la sensación detoxicidad aunque los niveles en sangre siguen aumentando.

Según National Institute on Drug Abuse, de Estados Unidos, eléxtasis interfiere con la frecuencia cardíaca y la regulación dela temperatura, y daña el cerebro. Siete de cada 100 alumnos de12 grado admiten haberlo probado.

Irvine comentó que reunir datos en estas fiestas es una formamuy útil de comprender a qué se expone realmente la gente.

Por ejemplo, en 14 participantes, la cantidad de MDMA ensangre alcanzó niveles que nunca se habían estudiado en ellaboratorio con seres humanos.

National Health and Medical Research Council de Australiafinanció el estudio.

FUENTE: Addiction, online 14 de febrero del 2011.

Más noticias de Política y Sociedad