Público
Público
machismo

Dos deportistas denuncian discriminación en la Federación de Deportes de Montaña y Escalada

Dos escaladoras presentan una queja formal ante el Ministerio de Igualdad y lanzan una petición de firmas para exigir a la Federación que trabaje en materia de igualdad.

Una mujer practica montañismo. Pixabay
Una mujer practica montañismo. Pixabay.

La igualdad real y efectiva es uno de los retos prioritarios del siglo XXI, también en el ámbito deportivo. De hecho, desde la organización de los Juegos Olímpicos de Tokio se ha trabajado para que estos sean los más igualitarios de la historia ya que se tomó la decisión política de exigir el mismo número de hombres que de mujeres, aunque en ellos se estén produciendo situaciones machistas y hayan tenido que dimitir dos organizadores por estos motivos.

El problema es que no en todas las especialidades deportivas se trabaja para conseguir la igualdad. Ejemplo de ello es la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME) en la que los hombres tienen especial peso y las mujeres apenas tienen representación. Esta situación ha llevado a dos escaladoras y trabajadoras del sector, Eva López e Inma Garrido, a denunciar de forma pública lo ocurrido, a presentar una queja formal ante el Ministerio de Igualdad y a lanzar una petición en change.org para exigir a la Federación que trabaje en materia de igualdad.

Cifras descompensadas

Los datos aportados por las profesionales a este medio dejan clara la descompensación que hay entre hombres y mujeres. La junta directiva de la Federación cuenta con el número mínimo de mujeres para recibir subvenciones estatales: seis mujeres para juntas de más de 20 personas. En la modalidad de escalada deportiva, la selección absoluta la componen 4-5 hombres frente a 0-4 mujeres y a las concentraciones se ha convocado a 7 hombres respecto a 4 mujeres. Por otra parte, en la selección de Drytooling, una disciplina de escalada en hielo, se abrieron cuatro plazas para hombres y cuatro plazas para mujeres (de las cuales dos eran para la categoría absoluta y dos para la juvenil). "No obstante, las dos plazas destinadas a mujeres se otorgaron a hombres y se crearon otras dos más para ellos. ¿El resultado? Una selección con dos mujeres en la categoría juvenil y ocho hombres en la categoría juvenil y absoluta", explica Eva López.

Estos datos se pueden apreciar en la lista que publicó la Federación en su página de Facebook y que borró tras la denuncia pública de estas profesionales. Inma Garrido asegura a Público que ha solicitado dicha lista a la Federación para presentarla ante el Ministerio de Igualdad, pero por el momento nadie se la ha proporcionado.

Publicación en el Facebook de la Federación con los seleccionados. Posteriormente fue borrada.
Publicación en el Facebook de la Federación con los seleccionados. Posteriormente fue borrada.

Otro de los puntos en los que se puede apreciar la desigualdad en la Federación es en la dirección de los equipos de alpinismo. El director del equipo masculino cuenta con amplia cualificación y cinco años de experiencia en trabajos verticales, cuatro años como organizador de la escuela de escalada en Rocópolis, ocho años como colaborador especialista en el programa Al filo de lo imposible de TVE y seis años como director del Equipo Español de Alpinismo y guía de alta montaña, mientras que el director del equipo femenino prácticamente no tiene nada de experiencia ya que, según se especifica en su web, sólo ha realizado salidas guiadas de escalada en roca en los Pirineos y los Alpes.

Discriminación hacia las mujeres

Una de las cuestiones clave para que haya menos mujeres en el ámbito de la escalada es que algunas de las pruebas no están adaptadas por sexos, pese a que la Ley 3/2007 del 22 de marzo para la Igualdad Efectiva entre Hombres y Mujeres, en su artículo 6.2, lo considera discriminatorio. "La necesidad de hacer una adaptación por sexos se basa en evidencias científicas sobre las diferencias biológicas entre hombres y mujeres, que implican una ventaja en los hombres debido a mayor masa muscular y menor porcentaje masa grasa, fuerza, capacidad anaeróbica, tamaño corporal y densidad ósea", explican las profesionales.

La psicóloga Inma Garrido explica a Público que el hecho de que no haya referentes femeninos provoca que accedan menos mujeres a estas especialidades. Además, asegura que para las propias deportistas el hecho de que exista tal nivel de desigualdad puede generar problemas de autoestima y de autoconcepto que conlleven al abandono deportivo prematuro en mujeres, especialmente en la adolescencia. Por su parte, la doctora en rendimiento deportivo Eva López asegura que el hecho de que la FEDME sí ofrezca oportunidades para el desarrollo deportivo a las mujeres en edad juvenil, pero no en categoría absoluta, supone una interrupción en su entrenamiento a largo plazo.

Este es el primer año en el que la escalada se considera deporte olímpico y en España solo se ha clasificado Alberto Ginés. "El problema de que no lleguen mujeres a los JJOO viene de lo mismo, de que hay menos oportunidades para ellas. Si les dan menos oportunidades para asistir a competiciones internacionales porque llevan a más hombres, el progreso en la mujer es más lento o menor, por lo que va a ser más difícil que alcancen esos criterios de clasificación", explica Garrido.

¿Qué solicitan?

Debido a estas circunstancias ambas profesionales han solicitado a la Federación que se desarrollen una serie de cuestiones que consideran fundamentales: la adaptación de procesos selectivos por sexo cuando se basan en capacidades físicas o nivel deportivo, que se dote de las mismas oportunidades a hombres y mujeres para desarrollarse como deportistas de alto nivel, que se destine la misma cantidad y calidad de recursos humanos, económicos y materiales para las secciones femenina y masculina, que se creen ambas secciones en todas las modalidades deportivas y que la Federación elabore un plan de prevención del acoso sexual y discriminación en base al sexo, así como una estructura para la defensa de la mujer.

Público ha intentado recabar la versión de la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME) sobre todas estas cuestiones sin haber obtenido respuesta.

Más noticias