Público
Público

La derecha encabeza las encuestas en Chile

Su candidato, Sebastián Piñera, saca más de 20 puntos al democristiano Frei

SOLEDAD PINO

La última encuesta sobre la intención de voto en las elecciones presidenciales chilenas del 13 de diciembre coloca al multimillonario candidato de la derecha, Sebastián Piñera, como gran favorito. Según el sondeo oficial difundido ayer, Piñera obtendría el 47% de los votos, si los comicios se realizaran en estos momentos, y se convertiría por lo tanto en presidente del país.

Es la primera vez, desde el fin de la dictadura en 1990, que los chilenos muestran preferencia por una opción de derechas, cuyos dirigentes y partidos fueron el sostén político del general Augusto Pinochet.

Esta situación mantiene desconcertada a la alianza oficialista (la denominada Concertación), que reúne a democristianos, socialistas y otras fuerzas de izquierda, cuyo candidato, el ex presidente Eduardo Frei, no entusiasma al electorado. La desazón en las filas progresistas se ha incrementado al constatarse que, mientras Frei se mantiene estancado en un paupérrimo 20% en la intención de voto, la presidenta Michelle Bachelet, registra un apoyo del 77% entre el electorado chileno.

Sería la primera victoria de la derecha en unas elecciones desde el fin de la dictadura

¿Por qué la socialista Bachelet no logra traspasar su popularidad al democristiano Frei? Los analistas no se ponen de acuerdo sobre esta gigantesca grieta abierta bajo los pies de la Concertación.

Unos expertos apuntan a la apagada personalidad del candidato democristiano y al nulo atractivo de un programa que ya aplicó durante los cuatro años (entre 1993 y 1997) que ocupó el Palacio de la Moneda. El segundo factor de riesgo para la Concertación procede del arrollador influjo del joven diputado ex socialista Marco Enríquez Ominami, poseedor de una oratoria prodigiosa que lo hace favorito de los medios de comunicación. Ominami ya tiene cerca del 20% de las preferencias electorales, es decir, lo mismo que Frei.

Si estos sondeos se cumplen en diciembre, la Concertación, que lleva casi 20 años gobernando Chile, correría el riesgo de no concurrir en la segunda vuelta de las presidenciales. Por eso, los arquitectos de la alianza progresista se han propuesto acabar con su ex compañero de filas, a quien ya han advertido que de ganar el derechista Piñera, él será el culpable.

La derecha se frota las manos y Piñera ha tenido tiempo para maquillar su discurso. A la luz de la popularidad de Bachelet, ha prometido que no cambiará ni una coma el enfoque de protección social construido por la actual presidenta.

 

Más noticias de Política y Sociedad