Público
Público

El director de Airbus dice que sus aviones son "seguros"

Ya son 44 los cadáveres encontrados. Las autoridades cariocas han advertido a los familiares de las víctimas de que "no todos van a recibir los cuerpos"

EFE

El director general de Airbus, Fabrice Brégier, ha asegurado que sus aviones son "seguros", tras las dudas surgidas sobre la posible implicación de las sondas de velocidad en el accidente del pasado día 1 de la aeronave de Air France que cayó en el Atlántico.

Asimismo, Brégier pidió cautela hasta que se conozcan los motivos del siniestro del avión, en el que viajaban 228 personas.

"Nuestros aviones son seguros. Lo afirmamos, lo afirma la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA), lo afirman nuestros clientes", afirmó Brégier en una entrevista que hoy publica el diario La Dépêche du Midi.

El número dos del constructor europeo consideró "irresponsables" los artículos publicados en Francia que apuntan a fallos en las sondas de velocidad como causa del accidente."En este estado de la investigación no hay ninguna relación entre el accidente del avión de Air France y cualquier fragilidad de navegación del aparato", aseguró.

Esa reacción, la primera de un directivo de Airbus, va en consonancia con la mostrada por la Oficina de Investigaciones y Análisis (BEA), responsable de las pesquisas, y por Air France, propietaria del avión.

Mientras que el BEA reiteró que "no hay ninguna relación establcida entre las sondas y las causas del accidente", el director general de Air France, Pierre-Henri Gourgeon, afirmó que no está "convencido" de que el fallo en los sensores provocaran la catástroe.

Brégier reconoció que el avión registró "incoherencias en la velocidad medida", pero señaló que "ahora queda por definir el motivo".

El directivo de Airbus señaló que los fallos están previstos en los manuales de vuelo de los aviones, y precisó que "los aviones están certificados para estas circunstancias".

Recordó que en la actualidad hay 600 aviones A330 similares al accidentado en el Atlántico que suman 13 millones de horas de vuelo y que el del AF447 fue "el primer accidente mortal" de este tipo de aparatos en operación.

Brégier indicó que en el caso de que la investigación demuestre la implicación de los sensores de velocidad tomarán "las medidas necesarias".En cuanto a la decisión de algunas compañías de cambiarlas, el director general de Airbus indicó que la han tomado de forma voluntaria "bajo la presión de los pilotos o de la opinión pública".

A pesar de haber reiterado su falta de optimismo para encontrar la totalidad de los cuerpos tras el accidente del Airbus, las autoridades brasileñas han rescatado otros tres cadáveres de las personas que viajaban en el avión de Air France que cayó en el Atlántico. El dato logra alcanzar un total de 44 cuerpos recuperados, según han informado fuentes oficiales cariocas.

El brigadier Ramón Cardoso, jefe del Departamento de Control del Espacio Aéreo de la Fuerza Aérea Brasileña, dijo en rueda de prensa que fueron recuperados otros tres cuerpos pese a las malas condiciones meteorológicas en la zona de búsquedas.

Cardoso reiteró que las autoridades brasileñas fueron informadas de que navíos franceses avistaron "otros cuerpos" flotando en el Atlántico, en aguas de Senegal, y que se presume corresponden a víctimas del desastre sufrido por el avión de Air France el pasado 1 de junio.

No obstante, subrayó que la posibilidad de rescatar los cuerpos de las 228 personas que viajaban en el Airbus de Air France es "muy remota".

En una rueda de prensa anterior, el portavoz militar dijo que "se le ha informado a los familiares de las víctimas que no todos van a recibir los cuerpos de las personas que estaban a bordo del avión".

Según Cardoso, la previsión meteorológica para mañana "apunta que habrá una mejora" en la zona de búsqueda, con lo que se espera que puedan ser avistados y quizás rescatados otros cuerpos o restos del avión que partió el pasado 31 de junio de Río de Janeiro hacia París y desapareció horas más tarde de los radares.

Desde que comenzaran las tareas de rescate, hace once días, ha sido recuperada también una gran cantidad de piezas de la aeronave.

Los primeros 16 cadáveres rescatados se encuentran en la ciudad brasileña de Recife, donde ha comenzado su identificación, que está a cargo de peritos brasileños que recogieron muestras genéticas de los familiares.

Otros 25 cuerpos recuperados llegaron hoy al archipiélago de Fernando de Noronha, donde serán sometidos a unos primeros exámenes para luego ser trasladados también a Recife.

Cardoso reiteró que la Marina y la Fuerza Aérea brasileñas tienen planes de continuar las búsquedas hasta el próximo día 19, aunque las operaciones podrían prolongarse en función de lo que pueda ser localizado.