Público
Público

La directora de la UNESCO expresa inquietud por el plan israelí para sitios históricos de Cisjordania

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La directora general de la UNESCO, Irina Bokova, expresó hoy su preocupación por el plan de las autoridades israelíes de declarar patrimonio nacional dos sitios históricos situados en territorio palestino, la Tumba de los Patriarcas y la Tumba de Raquel.

La responsable de la UNESCO ha difundido un comunicado en el que muestra su inquietud ante el hecho de que esa decisión pueda provocar "una escalada de tensión" en la zona.

Bokova hizo suya la declaración de Robert H. Serry, el coordinador de la ONU para el proceso de paz en Oriente Medio, en la que afirmaba que esos dos sitios "tienen un significado histórico y religioso no sólo para el judaísmo, sino también para el Islám y el cristianismo".

Partiendo de esa base, añade la nota, la directora general reitera "la convicción permanente de la UNESCO de que el patrimonio cultural debe servir como instrumento de diálogo".

Asimismo, recordó que la organización que ella dirige ha recibido el mandato de sus estados miembros de asistir a la Autoridad Palestina en los ámbitos de la educación y la cultura.

Por ello, trabaja desde hace años con el Ministerio de Turismo y Antigüedades de la Autoridad Palestina y con la sociedad civil palestina para proteger y preservar varios sitios del patrimonio cultural en Cisjordania y "está comprometida a continuar haciéndolo".

Bokova reiteró además su compromiso de "reforzar la asistencia financiera y técnica de la UNESCO a las instituciones educativas y culturales palestinas con miras a atender las nuevas necesidades y paliar los problemas derivados de los recientes acontecimientos".

Su declaración se produce a raíz del anuncio realizado el pasado domingo por el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, sobre la decisión de su Gobierno de declarar patrimonio nacional los dos sitios históricos de Cisjordania venerados por los musulmanes.

La Tumba de los Patriarcas, situada en Hebrón, es el segundo lugar más sagrado para los judíos y el cuarto para los musulmanes, mientras que de la matriarca Raquel se encuentra en Belén.

Más noticias en Política y Sociedad