Público
Público

El doctor Montes no perdona y anuncia querellas individuales y colectivas

EFE

El doctor Luis Montes, relevado hace casi tres años por la Comunidad de Madrid de su cargo de coordinador de Urgencias tras las denuncias de mala praxis en la sedación de pacientes terminales en el Hospital Severo Ochoa de Leganés, ha dicho hoy que no perdona y ha anunciado querellas individuales y colectivas.

Montes ha hecho estas declaraciones en rueda de prensa en el Colegio de Médicos de Madrid tras hacerse público el auto de la Audiencia Provincial que ha ratificado el sobreseimiento y archivo del caso y ordenado además que se suprima toda referencia a la posible mala práctica de los médicos denunciados.

Tras conocerse la resolución, PSOE e IU, así como sindicatos y varias asociaciones, han exigido a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que asuma las responsabilidades políticas que se derivan de esta resolución, y la destitución de Manuel Lamela, consejero de Sanidad en el momento de producirse las imputaciones.

El ministro de Sanidad, Bernat Soria, ha exigido a Aguirre que "pida perdón públicamente" a los profesionales sanitarios del hospital Severo Ochoa de Leganés.

En la misma línea se ha manifestado el candidato socialista al Congreso de los Diputados por Toledo José Bono, aunque ha dudado de que lo hagan, ya que "algunos nunca piden perdón", y ha añadido que "para algunos lo más importante es ganar las elecciones, y les importa más el voto que el sentimiento y el sufrimiento de los demás".

Por su parte, Aguirre se ha alegrado de que finalmente no haya habido mala praxis médica en el hospital Severo Ochoa, después de que el caso haya sido archivado.

El consejero madrileño de Sanidad, Juan José Güemes, considera "ridículo" que el ministro Bernat Soria exija disculpas al Gobierno regional ante el desenlace del caso del Hospital Severo Ochoa de Leganés, porque "no es un fallo judicial contra la Administración sanitaria madrileña".

En declaraciones a Efe, Güemes ha subrayado que la Administración sanitaria madrileña no formaba parte del procedimiento judicial ni había formulado "ninguna acusación" contra el entonces jefe de Urgencias del Severo Ochoa, Luis Montes, si bien ha descartado que este médico sea reintegrado a su puesto y ha afirmado que, desde su relevo, la gestión de ese servicio "ha mejorado notablemente".

El coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, ha considerado que la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid y su anterior responsable, Manuel Lamela, deberían asumir "la responsabilidad política" de la "calumnia e insidia" contra el hospital Severo Ochoa de Leganés.

Por su parte, la portavoz de IU en la Asamblea, Inés Sabanés, ha exigido al Gobierno regional que reconozca públicamente "su error" y tome medidas para reparar el daño causado al hospital Severo Ochoa de Leganés y a sus profesionales.

Los sindicatos CCOO y UGT de Madrid también han exigido que se asuman responsabilidades políticas en este caso. En sendos comunicados, ambos sindicatos han exigido la rectificación pública de la presidenta de la Comunidad de Madrid, la destitución de Manuel Lamela y la reposición de los profesionales imputados en sus puestos.

La Asociación para la Defensa del Hospital Severo Ochoa hizo público un comunicado en el que anuncia que exigirá responsabilidades ante los tribunales de Justicia y pide responsabilidades políticas a Aguirre, el consejero Lamela y sus subordinados Arturo Canalda, Almudena Pérez y Armando Resinos.

Esta asociación también exige "coherencia" a la presidenta regional, quien en abril de 2005 dijo que, si se demostraba que no había habido actuación punible, no habría problema en reponer a los profesionales imputados en sus cargos.

La Asociación El Defensor del Paciente se ha mostrado "asombrada" y "preocupada" por el sobreseimiento y archivo del caso de las presuntas sedaciones irregulares en el hospital Severo Ochoa de Leganés y ha considerado que el juez que se hizo cargo del mismo "no ha entendido el problema concreto".

La Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (ADSPM) ha pedido la dimisión del ex consejero de Sanidad Manuel Lamela y de la presidenta del Colegio de Médicos de Madrid, Juliana Fariña.

Más noticias de Política y Sociedad