Público
Público

El Ecofin discutirá sobre el fin de los planes de impulso y la situación de la banca

EFE

Los ministros de Finanzas de la UE discutirán los dos próximos días cómo y cuándo poner fin a los planes de estímulo adoptados para sacar a la economía europea de la crisis y comentarán el resultado de la prueba de resistencia efectuada a las grandes entidades bancarias del continente.

Reunidos en sesión informal en Gotemburgo (Suecia), los máximos responsables de la política económica de la UE serán informados de las conclusiones del test llevado a cabo por el Comité Europeo de Supervisores Bancarios (CEBS) para comprobar la solidez de las entidades trasnacionales de importancia sistémica ante un eventual deterioro adicional de la situación económica.

Los Veintisiete encargaron en mayo pasado esta tarea al CEBS, un organismo consultivo formado por representantes de las autoridades nacionales de supervisión (en el caso español, el Banco de España) con el objetivo de aclarar si hace falta elevar las exigencias de capital a los bancos.

La decisión de verificar la resistencia de las entidades europeas se tomó después de que en Estados Unidos las autoridades sometieran a los diecinueve mayores bancos del país a una prueba para calcular sus potenciales pérdidas futuras y determinar si deberían elevar su capital.

La evaluación concluyó que diez de esas diecinueve entidades necesitaban, en total, cerca de 75.000 millones de dólares adicionales para garantizar su solidez en caso de agravamiento de la crisis.

La UE optó, no obstante, por un método mucho menos transparente, ya que ni siquiera se ha identificado a las entidades analizadas y tampoco está previsto hacer públicas las conclusiones detalladas de la prueba.

Según fuentes comunitarias, los ministros debatirán mañana el resultado del ejercicio y, probablemente, informarán de la situación agregada del sistema bancario europeo, pero sin facilitar datos específicos sobre entidades.

La tarea de seleccionar los bancos que debían ser sometidos a examen recayó en cada país sobre los supervisores nacionales, a los que también corresponde decidir si quieren dar o no publicidad a los resultados.

En cuanto a la situación económica, los ministros tratarán de consensuar unos principios comunes para la retirada gradual de las medidas extraordinarias de reactivación puestas en marcha para salir de la recesión.

Enfrentados a crecientes niveles de déficit y deuda públicos, los Veintisiete son conscientes de que el actual nivel de gasto no puede mantenerse eternamente, aunque también saben que hay que esperar a que la recuperación se consolide para interrumpir los estímulos.

Está por ver, sin embargo, si los países son capaces de acometer una actuación coordinada en este ámbito, dado que, mientras algunos gobiernos, como el español, han optado por una subida fiscal para hacer frente al creciente gasto social, en otros Estados miembros, como Alemania, aumentan las presiones para reducir los impuestos.

El Ecofin también dedicará una de sus sesiones a la lucha contra el cambio climático y, en concreto, a sus implicaciones en el ámbito económico.

Así, los ministros hablarán sobre la viabilidad y efectividad de los llamados "impuestos verdes" y sobre cómo financiar la estrategia internacional para la reducción de las emisiones, dentro de los preparativos para la cumbre de la ONU de diciembre en Copenhague.

Por último, mantendrán una discusión sobre el problema del desempleo estructural y cómo evitar que, a consecuencia de la crisis, se incremente el colectivo de parados de difícil colocación.

Más noticias