Público
Público

EE.UU. cancela el acuerdo de ayuda alimentaria con Corea del Norte

EFE

Estados Unidos ha cancelado el acuerdo al que llegó el pasado febrero para proporcionar ayuda alimentaria a Corea del Norte, y que permanecía suspendido hasta ahora, anunciaron hoy la Casa Blanca y el Departamento de Estado.

El lanzamiento fallido de un cohete balístico por parte de Pyongyang es "suficiente para romper el acuerdo", dijo el portavoz adjunto del Departamento de Estado, Mark Toner, en su conferencia de prensa diaria.

Por su parte, el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ben Rhodes, señaló desde el avión en el que viaja acompañando al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que la acción de Corea del Norte "demuestra claramente que no podemos confiar en ellos para que mantengan sus compromisos" bajo el acuerdo.

"Es imposible pensar que podemos seguir adelante con el acuerdo de febrero teniendo en cuenta la acción que han tomado", añadió Rhodes.

Estados Unidos se comprometió entonces a enviar 240.000 toneladas de ayuda alimentaria a Corea del Norte, a cambio del compromiso del régimen norcoreano de establecer una moratoria a sus actividades de enriquecimiento de uranio, así como a las pruebas nucleares y los lanzamientos de misiles de largo alcance.

El pasado 28 de marzo, después de que Pyongyang confirmara su intención de lanzar el cohete, Washington ordenó suspender el acuerdo, que el gobierno de Obama condicionaba al progreso de la moratoria.

Ninguna porción de la ayuda alimentaria se ha entregado de forma efectiva al régimen norcoreano, según confirmó hoy Toner, quien añadió que el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) deberá decidir si mantiene activa una cláusula del acuerdo por la que se disponía a enviar observadores a Corea del Norte.

"Si no se puede confiar en que un Gobierno mantenga sus compromisos en un área, tampoco se puede confiar en que los mantenga en otra", manifestó Toner.

"Francamente, no creemos que podamos confiar en que, si se la entregamos a los norcoreanos, esta ayuda vaya a parar a las manos adecuadas", añadió.

Según lo estipulado en el acuerdo, Estados Unidos preveía supervisar la entrega de ayuda para evitar que fuera desviada a las elites del país o al Ejército.

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, telefoneó anoche a su homólogo surcoreano, Kim Sung Hwan, y contactó hoy con el ministro de Exteriores chino, Yang Jiechi.

"Estamos pidiendo a China que utilice su relación con Corea del Norte para expresarle nuestra preocupación sobre sus acciones recientes", explicó Toner.

Clinton le indicó además a Yang "la necesidad de actuar juntos en una forma deliberada y unificada para condenar esta acción", en el contexto del diálogo a seis bandas establecido en 2005 (EE.UU., las dos Coreas, Rusia, China y Japón).

Además, la secretaria de Estado advirtió el jueves de que, en caso de que hubiera lanzamiento, los ministros de Exteriores del Grupo de los 8 (G8, formado por Estados Unidos, Rusia, Alemania, Francia, Reino Unido, Italia, Japón y Canadá) tomarían "nuevas medidas" en la ONU.

El Consejo de Seguridad de la ONU lamentó hoy el lanzamiento y considera ahora posibles medidas ante esa acción que, según todos sus miembros, viola dos resoluciones del máximo órgano internacional de seguridad.

Más noticias