Público
Público

España, "tranquila" ante desaparición K-2 500 porque es "potencia mundial"

EFE

El presidente de la Federación Internacional de Piragüismo, José Perurena, ha dicho a EFE que la modificación del programa olímpico aprobado hoy por la Ejecutiva del COI, que supondría la desaparición de la prueba K-2 500, en la que los españoles Saúl Craviotto y Carlos Pérez Rial son vigentes campeones, no perjudica al equipo nacional, ya que España con "cualquier cambio está tranquila porque es una potencia mundial".

Así lo ha manifestado en la ciudad canadiense de Darhmouth, donde hoy se ha iniciado el Campeonato del Mundo 2009, cuya primera jornada ha coincidido con el anuncio de la aceptación por parte del Comité Olímpico Internacional de la propuesta federativa que promueve la supresión de las pruebas masculinas de K-1, K-2, C-1 y C-2 500 y plantea la inclusión de la distancia de 200 metros, con el K-1 femenino así como el K-1, K-2 y C-1 para hombres.

La decisión final sobre estas modificaciones se encuentra pendiente de la ratificación por parte de la asamblea del COI, que en su reunión de Copenhague decidirá sobre este aspecto, cuya variación sería aplicable en Londres 2012, y también daría la aprobación definitiva para la inclusión del golf y el rugby.

Perurena ha apuntado que el "90 por ciento de la junta directiva" así como el Comité Técnico de la Federación Internacional se han mostrado partidarios de un cambio que supondría el paso de las pruebas masculinas de 500 a 200 metros, si bien ha precisado que "no está definida la prueba que va a desaparecer para dejar lugar al K-1 200 de mujeres.

El C-2 se perfila como la prueba a extinguir, según Perurena, quien ha añadido: "Es la que menos competidores ha tenido en los últimos campeonatos del mundo".

El presidente de la ICF ha dicho que el COI no plantea ninguna exigencia, lo que dice es que el piragüismo dispone de una cuota de 330 deportistas y 16 medallas, y recuerda que sería "interesante" incrementar la participación de mujeres.

También ha revelado que los organismos federativos cuentan con petición de televisión de hacer "más espectaculares" las pruebas de pistas, según el estudio de audiencia de los JJOO de Pekín.

Mejorar la espectacularidad e introducir cambios en el reglamento para favorecer el entendimiento de la competición es el objetivo de estas modificaciones.

"Se mantendrán las distancias tradicionales para los hombres, que son los 1.000 metros, y los 500 de mujeres, y se introduce la distancia espectacular sobre 200 metros para ambos", ha dicho Perurena, quien ha recordado que "en 30 años no ha habido ningún cambio en el programa olímpico del piragüismo".

Más noticias de Política y Sociedad