Público
Público

La finasterida controla el avance de la hiperplasia prostática

Reuters

La finasterida controla elavance de la hiperplasia prostática benigna (HPB) en el largoplazo en los hombres con próstata de 30 mL o más.

La revisión de los resultados del ensayo clínico llamadoMedical Therapy of Prostatic Symptoms (MTOPS) aparece publicadaen The Journal of Urology.

El fármaco está aprobado para el tratamiento de lossíntomas de la HPB en hombres con la próstata agrandada.

El doctor Steven A. Kaplan, de Weill Cornell MedicalCollege, en esta ciudad, y colegas del equipo de investigaciónde MTOPS analizaron datos de 1140 participantes de los grupostratados con finasterida y placebo para evaluar los efectos enel largo plazo del fármaco sobre los síntomas urinarios y elavance de la enfermedad en subgrupos de hombres con un volumenprostático inicial por debajo de 30 mL (próstata pequeña) y de30 mL o más (próstata agrandada).

La reducción promedio del score de síntomas a partir delvalor inicial fue significativamente mayor con el uso definasterida que con el de placebo en los hombres con lapróstata agrandada, pero no en el grupo con la próstata máspequeña.

El tratamiento con finasterida aumentó significativamenteel flujo urinario máximo sólo en el grupo de participantes conla próstata agrandada, mientras que los residuos postmiccionales no variaron significativamente con finasteridaen ninguno de los grupos.

Pero el tratamiento con finasterida sí mejoró el volumenprostático en ambos grupos cuando se lo comparó con el placeboentre el inicio y la finalización del estudio.

"Dada la tasa significativamente menor de avance clínico dela HPB observado en los hombres con una próstata con 30 mL omás tratados finasterida, versus placebo, los pacientes con HPBsintomática y próstata agrandada, y sus médicos, deberíanconsiderar los beneficios registrados en este estudio deltratamiento con finasterida al elegir la terapia a utilizar",concluye el equipo.

Merck y Pfizer proporcionaron ayuda financiera y losproductos para realizar el estudio y el doctor Alan Meehantiene una relación económica con Merck.

FUENTE: J Urol, del 2011.

Más noticias