Público
Público

El G-7 se cita de urgencia con el foco puesto en España

El ministro de Finanzas canadiense adelanta el contenido de una teleconferencia, que abordará la situación de la zona euro y los riesgos de una crisis de la banca española

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los ministros de Finanzas y los gobernadores de los bancos centrales del G-7 (EEUU, Japón, Alemania, Canadá, Reino Unido, Francia e Italia) mantendrán una conferencia telefónica de urgencia este martes para tratar la crisis europea y, en concreto, la situación de España.

La portavoz del ministro de Finanzas canadiense, Jim Flaherty, no quiso confirmar si la conferencia había sido convocada para tratar la crisis financiera europea ni si la reunión ha sido organizada de forma inesperada. 'Sólo puedo indicar que los (ministros de Finanzas de los) países del G-7 y los gobernadores de los bancos centrales mantendrán una conferencia telefónica', dijo la portavoz.

Sin embargo, el propio ministro adelantó posteriormente que la teleconferencia tiene carácter 'especial' ante 'la preocupación real por Europa, la debilidad de algunos bancos y el hecho de que están subcapitalizados y que otros países europeos en la zona euro no han tomado suficientes acciones aún para abordar esos problemas de subcapitalización de las entidades y construir un cortafuegos adecuado'.

'Existe una preocupación en concreto sobre si habrá una fuga de depósitos desde los bancos españoles '

Una fuente del G-7 fue más allá y reconoció a Reuters, bajo condición del anonimato, que hay una preocupación en concreto ante el riesgo de una fuga de depósitos en España tras la nacionalización de Bankia. La fuente asimismo señaló a 'ciertos bancos' más pequeños golpeados por el colapso de la burbuja inmobiliaria. 'Hay un fuerte sentido de alarma respecto a los acontecimientos en Europa, particularmente en España', dijo la fuente. 'Hay una preocupación en concreto sobre si habrá una fuga desde los bancos españoles que podría tener repercusiones más allá de la zona euro', añadió.

La revelación de una teleconferencia, que normalmente sería confidencial, ocurre poco después de que Alemania dejara claro que depende de España decidir si necesita asistencia financiera, después de las informaciones sobre si Berlín estaría presionando a Madrid para que acudiera al fondo de rescate.

'Hay un fuerte sentido de alarma respecto a los acontecimientos en Europa'

La canciller alemana, Angela Merkel, y líderes de su coalición de centroderecha emitieron un comunicado en el que decían que 'todos los instrumentos están disponibles para garantizar la seguridad de los bancos en la zona euro'. En su texto, prácticamente echaron por tierra las intenciones del Gobierno de Mariano Rajoy de que los bancos en apuros puedan recibir dinero de forma directa sin que el Ejecutivo tenga que acudir a un programa de rescate, propuesta que se baraja en el seno de la Comisión Europea.

La reunión del G-7 forma parte de una ofensiva generalizada para responder a la situación económica mundial. En los últimos días, los mercados de valores de todo el mundo han sufrido fuertes caídas ante el recrudecimiento de la preocupaciones sobre la situación de la zona del euro y los pobres datos de empleo en Estados Unidos, lo que ha provocado el temor a que la economía mundial esté entrando en una fase generalizada de ralentización.