Público
Público

El Gobierno achaca a Grecia la subida de la prima de riesgo

De Guindos argumenta que son las "incertidumbres" que planean sobre la formación del nuevo Ejecutivo heleno las que están desestabilizando los mercados y alentando las dudas sobre los países periféricos.

Desde 1993, jamás había llegado la prima de riesgo a los niveles a los que ha llegado hoy, por encima de los 530 puntos básicos. Jamás han sido tan acuciantes las dudas sobre España. Es otra jornada negra, mareante. Pero el Gobierno entiende que la tormenta que arrecia fuera y que hace que todos los focos se centren en nuestro país no se debe a nada que pase dentro. Todo se debe a lo que ocurre fuera. A Grecia. Y a ella derivó hoy el ministro de Economía y Competitividad toda la culpa de las tensiones en los mercados.

Luis de Guindos explicó, en una concurridísima y breve comparecencia ante los medios en el Congreso, que son las "incertidumbres" sobre la situación del país heleno las que están generando la espiral interminable de inestabilidad. "Y una vez que se disipen las dudas sobre Grecia, la prima de riesgo se irá reduciendo necesariamente".

"Una vez que se disipen las dudas sobre Grecia, la prima de riesgo se irá reduciendo necesariamente"

El Gobierno fía toda relajación del diferencial con el bono alemán a que pasen las elecciones griegas del 17 de junio y se conforme "un Gobierno estable que implemente las medidas" impuestas por la Unión Europea. Cosa que no está tan clara, porque las encuestas no conceden una victoria sólida y segura a los dos partidos prorrescate, la derecha de Nueva Democracia y los socialistas del Pasok.

No tiene ninguna responsabilidad para el Ejecutivo la debilidad del sistema financiero español y, sobre todo, el agujero descubierto en Bankia. Es decir, la misma tesis que el lunes pasado expuso en la sede de su partido el presidente, Mariano Rajoy, cuando ya la prima había subido por encima de los 500 puntos, otro récord que se ha visto superado hoy. Para apoyar ese argumento, el titular de Economía recordó que las primas de España e Italia están experimentando un "movimiento paralelo" al alza.

El ministro sí reconoció que un riesgo país tan elevado para España no es sostenible en el tiempo, por las dificultades de financiación que ello comportaría para el Tesoro. De Guindos subrayó, no obstante, que no hay nada que temer esta semana, porque no están programadas subastas de deuda y las necesidades netas de emisión "son muy reducidas", ya que sólo hay que buscar fuera unos "3.000 millones de euros" hasta finales de año.

Más noticias de Política y Sociedad