Público
Público

El Gobierno interviene el banco de Gadafi en España

Sustituye a los administradores de Aresbank, propiedad al 99,86% del banco estatal libio, dentro de las medidas adoptadas por la UE

EFE

El Ministerio de Economía y Hacienda ha decidido este miércoles sustituir provisionalmente a los administradores de Aresbank, propiedad al 99,86% del banco estatal libio, dentro de las medidas adoptadas por la Unión Europea (UE) que incluyen el bloqueo de los bienes del coronel Muamar el Gadafi.

En un comunicado, el Ministerio de Economía explica que la decisión, que supone una intervención aunque no por criterios de solvencia, se toma a propuesta de la comisión ejecutiva del Banco de España sin cuestionar la trayectoria profesional de los administradores destituidos.

Aresbank se dedica a la financiación del comercio exterior entre España y los países árabes y su negocio está centrado en la emisión y confirmación de créditos documentarios, una fórmula de aportar garantías en las operaciones de compraventa internacionales.

Con la destitución de los administradores, el departamento que dirige Elena Salgado cumple con el acuerdo alcanzado a principios de marzo por el consejo de la UE, que planteaba medidas restrictivas en relación con el régimen de Gadafi, especialmente con el bloqueo de sus bienes.

Esas medidas afectaron inicialmente a un número de personas y entidades, que incluyó el pasado 10 de marzo al banco estatal Forebank.

El Ministerio de Economía justifica también la intervención por la influencia que el banco estatal libio Forebank puede ejercer sobre la gestión y dirección de la entidad de crédito española.

La sustitución temporal de los administradores de Aresbank se mantendrá durante el tiempo en el que Forebank permanezca incluido en la lista de entidades afectadas por las medidas restrictivas acordadas por la UE.

Sin embargo, hasta entonces, Aresbank podrá seguir funcionando con normalidad, salvo en lo que se refiere a las restricciones impuestas por el consejo de la UE.

Según los últimos datos disponibles de la patronal de banca, Aresbank perdió 37,46 millones de euros de enero a septiembre de 2010.