Público
Público

Granados dice que ha quedado claro que todas las labores fueron perfectamente legales

EFE

El consejero de Interior, Francisco Granados, ha afirmado hoy que, tras la declaración ante el juez de tres ex guardias civiles sobre supuestos espionajes, "ha quedado absolutamente claro cuáles han sido las labores, todas perfectamente legales, que han hecho los servicios de seguridad en la Comunidad".

Granados se ha referido así, en declaraciones a los periodistas en la sede de la Consejería, Presidencia e Interior, a la declaración el pasado día 30 en los juzgados de los tres ex guardias civiles imputados en la supuesta trama de espionaje a políticos madrileños, quienes negaron haber realizado seguimientos que afectaran a la intimidad de esas personalidades.

El consejero, quien no se había pronunciado públicamente sobre esas comparecencias judiciales, ha dicho que "en este momento, ya con el asunto en los tribunales, lo que hay es que confiar en que todo se aclare".

Ha asegurado que con la declaración de esos tres imputados "ha quedado absolutamente claro cuáles han sido las labores, todas perfectamente legales, que han hecho los servicios de seguridad en la Comunidad de Madrid".

Ha precisado que en esas declaraciones "se ha explicado cuáles han sido las labores que los técnicos de seguridad de la Comunidad de Madrid han venido haciendo, que son las mismas que se venían haciendo con anterioridad, incluso con el señor (Alfredo) Prada como consejero de Interior".

"Incluso el señor Prada sabe que él montó un dispositivo de este tipo en su domicilio y también tenía esta contra-vigilancia para él en su propio domicilio", ha añadido.

Preguntado sobre a quién informaban los ex guardias civiles, Granados ha dicho que eso "ha quedado claro en las declaraciones que hicieron en los juzgados, y por lo tanto hay poco más que decir".

Ha matizado que se actuó "por los cauces habituales que se hace siempre por parte de los servicios de seguridad de la Comunidad de Madrid y en cualquier servicio de seguridad".

Sobre las recientes declaraciones del vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, en las éste que pidió que Granados dijese "la verdad de todo lo que sabe, o al menos que diga lo que va diciendo que sabe", el consejero se ha limitado a afirmar que "el problema del vicealcalde es que la cara es el espejo del alma".

Más noticias de Política y Sociedad