Público
Público

A la gresca por la nueva Superliga

La Federación presenta su reforma, pero 11 clubes y 169 futbolistas se plantan y muestran por escrito su rechazo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La rebelión crece en el fútbol femenino. La convulsión creada por la imposición de una nueva Superliga ha propiciado que 11 de los 16 equipos que militan actualmente en la máxima categoría hayan manifestado su malestar y remitido diferentes comunicados a la Federación para que abandone de inmediato la idea.

Las jugadoras también se han movido. Desde el pasado fin de semana, recogen firmas contra la idea. Han firmado 169 futbolistas de las 320 que conforman la Superliga. 'La puesta en marcha de este proyecto hace que la competición quede desvirtuada y tendrá graves consecuencias: retirada anticipada de jugadoras que reclaman una liga seria y competitiva, disminución del interés público y resultados abultados', reza el escrito.

Mientras, desde la Federación se suaviza el conflicto: 'Que quede claro que esto no es un cacicada, como se está diciendo', afirmaba el seleccionador femenino, Ignacio Quereda, que ayer se reunió en una comida con los medios para promocionar su plan. 'Sabemos del malestar. Pero en el fondo, respetan la reestructuración de la Superliga. Su malestar es porque no se ha discutido con ellas, aunque todo esto lleva aprobado por la Asamblea desde hace dos años'.

Con la nueva competición, la Federación pretende sortear las reclamaciones de las jugadoras para poder ser profesionales y al tiempo aparentar que sí tiene sensibilidad hacia el abandonado fútbol femenino. La nueva Superliga comenzará el próximo 6 de septiembre, con la participación de los 16 clubes de la Superliga más otros ocho que se han inscrito: Sevilla, Valladolid, Nástic de Tarragona, Murcia, Las Palmas, Eibar y Cacereño. Pese a que la Federación anunció como segura la presencia del Real Madrid, este finalmente ha dado su negativa a entrar en la competición.

Los clubes no descartan otras medidas de presión. Así, el Colegio Alemán, de Valencia, en un comunicado al que ha tenido acceso Público solicita de manera inmediata 'la paralización del proyecto hasta que los clubes estén de acuerdo'.

La Federación también confirmó ayer que a sus dependencias ha llegado una misiva del Consejo Superior de Deportes en la que le insta a reunirse con los clubes femeninos y llegar a un acuerdo en el tema de la profesionalización de las futbolistas, derecho que no le conceden los actuales estatutos de la Federación. Han recibido la carta, promesa que arrancaron de Lissavetzky los clubes femeninos, pero no tienen intención de atenderla.