Público
Público

Hallan termas, "tesorillo" y bustos romanos de mármol en un solar de Mérida

EFE

Los arqueologos que trabajan en el solar del Cuartel "Hernan Cortés" de Mérida han hallado tumbas, viviendas, termas, calzadas romanas y piezas notables de esta época como mosaicos, dos bustos-retratos de mármol y un "tesorillo" que podría pertener a un jugador romano que, durante las invasiones bárbaras, se habría refugiado en la ciudad.

Así lo ha explicado el arqueólogo director de los trabajo, Fernando Sánchez, cuya empresa, "Arqueocheck S.L.", trabaja desde el pasado mes de mayo en un solar que tiene unos 12.000 metros cuadrados y que aún tiene trabajo para un mes más, aproximadamente.

Sánchez ha explicado las excavaciones, en uns visita celebrada esta mañana, a la consejera de de Cultura, Leonor Flores, y el alcalde emeritentes, Ángel Calle.

En una zona que en la antigüedad estaba fuera de las murallas de la ciudad romana de "Emérita Augusta" se ha encontrado una serie de construcciones romanas que se superponen unas a otras entre los siglos I y III, entre ellas tumbas y viviendas.

Además, en la misma zona suroeste del solar se construyó en el siglo V y edificio residencial que pervivió hasta el VII y del que se puede contemplar hoy su atrio, dotado con estanque central o "impluvium" y unas unas termas privadas decoradas con elementos como un mosaico bicromo con motivos marinos como delfines.

Por otro lado, en la mitad septentrional se han hallado recintos funerarios y sepulturas individuales de entre los siglos I y II y dotadas con, además de los restos humanos, cuencos, jarras, lucernas, ungüentarios, monedas, collares, agujas de pelo, espejos y briches, entre otros objetos.

Otro hallazgo es un "tesorillo" o conjunto de unas 40 monedas de los siglos IV y V que fue abandonado por sus propietarios cuando éstos se refugiaron dentro de las murallas de "Emérita" al producirse las invasiones de pueblo germanos.

Según Sánchez, "se localizó un tesorillo sobre suelo que se corresponde con el abandono de una vivienda para refugiarse en la ciudad amurallada a comienzos siglo V, en las invasiones de alanos, vándalos, etcétera".

"Consiste en una caja, aunque la madera ha desaparecido y encontramos los cuatro clavos que la conformarían, y, extendidas sobre el suelo de la vivienda, entre 30 y 40 monedas altoimperiales que nos hablan de un abandono rápido. También tenía fichas, parece que de juego, y una pesa".

Sobre los dos bustos romanos de mármol, que son dos retratos privados de un invididuo de edad avanzada y con el rosto surcado de numerosas arrugas y de un hombre maduro con rostro sobrio y también con arrugas, ha subrayado "su muchísima calidad" y, en uno de los casos, "con la pátina del márnmol en muy buen estado".

Finalmente, los arqueólogos han documentado unas 500 sepulturas de época islámica, entre los siglos VIII y IX, y cuyos restos humanos están recostados sobre sus lados derechos para que las cabezas miraran en dirección a La Meca.

Con respecto al mes que queda de excavaciones, Sánchez ha explicado que "creo que vamos a sacar bastantes resultados porque la estratigrafía la tenemos bastante avanzada", a lo que ha agregado que, en su opinión, habría que conservar en el lugar el área de construcciones superpuestas en el tiempo y en el mismo sector.

"Es inviable que sean retiradas para construcciones contemporáneas porque de ahí se puede sacar una auténtica zona visitable de la ciudad".

Por su parte, la consejera ha explicado que este tipo de hallazgos, además de su importancia científica, son positivos porque apoyan al turismo y, en general, a la economía de la ciudad.

Según el alcalde, ya se han invertido en la zona unos 600.000 euros dentro del Plan "E" y, tras estos trabajos, en el lugar se construirá edificios como la futura sede del Consorcio de la Ciudad Monumental y otros de la Diputación Provincial de Badajoz.

Más noticias de Política y Sociedad