Público
Público

Jade Goody no venderá su muerte

Una ex concursante del 'Gran Hermano' en Reino Unido enferma de cáncer vende la exclusiva de su boda e iba a vender su muerte. Su representante lo desmiente.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Todo se debió a un malentendido. Jade Goody no morirá delante de las cámaras. Así lo ha confirmado su representante, Max Clifford: 'Es una idea repugnante'.

Lo que sí venderá Goody, una ex concursante del Gran Hermano británico que padece una enfermedad terminal, es la exclusiva de su boda.  Exactamente 790.000 euros es la cantidad que cobrará de la revista 'OK' las fotos con los detalles de la exclusiva de su boda. Pero ¿por qué esta debería este enlace resultar más 'interesante' para la audiencia que cualquier otra parodia catódica?

Hasta aquí todo normal si no fuera porque Jade, aparte de ser archiconocida entre el público televisivo británico por haber participado en el reality hace siete años, tiene un pie en la tumba. Según sus oncólogos a la joven no le quedan más que dos meses de vida, tal y como informa la BBC.El hecho probablemente convertirá su enlace en uno de los más macabros de la historia de la televisión en el Reino Unido.

A sus 27 años y enferma terminal de cáncer, Jade se casará este domingo con su novio y despúes, según ha confesado, tenía previsto morir en directo. Pero según su representante todo se debió a un equívoco. Tras hacer negocio gracias a sus escarceos televisivos durante años y ahora con su enlace matrimonial, Jade dijo: 'He vivido delate de las cámaras y quizá muera delante de ellas'.

La reina de la televisión basura británica ha declarado, su objetivo es dejar un legado millonario para sus hijos, quienes heredarán la suma por la que ha vendido las imágenes de sus últimos segundos de vida.

Cuesta asociar la maniobra mediática de la ex concursante a la de una madre coraje, sin embargo, algo sí parece estar claro: final lacrimógeno y picos de audiencia quedan asegurados para un público sediento de morbo.