Público
Público

Juan Madrid asegura que "la novela negra ha sustituido al periodismo, hoy en crisis"

EFE

Juan Madrid, uno de los pioneros de la novela negra en España junto a Manuel Vázquez Montalbán, quien decía 'somos tan pocos que Juan es uno de los dos', presenta hoy en "Getafe Negro" su última novela, "Bares nocturnos", un relato sobre la marginalidad en el Madrid canallesco, heredero de los 80.

Así, esta noche, este escritor (Málaga, 1947), rodeado por la expectación creada por los autores nórdicos en torno a la novela negra, y un día antes de que la viuda de Larsson, Eva Gabrielsson, acapare toda la atención mañana, presentará su última entrega con Silverio como detective y con los pocos bares del barrio de Malasaña de los 80; con negros sin papeles o prostitutas llegadas de China de protagonistas.

"La novela negra hoy tiene mucho más éxito, aunque se ha venido haciendo desde hace tiempo y tiene gran acogida porque ha sustituido al periodismo de información. Los periódicos hoy no investigan, están en crisis, sólo están en lucha de poder con el contrario por intereses económicos, y los periodistas de 26 años no pueden sustituir al conocimiento y a la experiencia. Es de risa", explica Juan Madrid a un grupo de periodistas, horas antes de su participación en el Getafe Negro.

Madrid, periodista y guionista, ha trabajado en Diario 16, Tiempo, Cambio 16, El País o El Mundo, entre otros medios, y con la perspectiva que le dan los años asegura tajante que Larsson no le gusta, que, en contra de lo que opina Vargas Llosa, que elogia la trilogía del autor sueco, a él le parece "lenta y repetitiva".

"No he pasado de la página cien del primer tomo y no pasé porque no pasa nada. Todo es lentísimo -argumenta- y todo este ruido de la novela nórdica me parece una gran operación de marketing. La novela policiaca es la novela social de la posmodernidad y se traduce por el amor a la narración, a la historia. Y yo soy de la primera generación de los escritores de posguerra que nos dedicamos a esto en España". "Un viejo", añade con humor y con el cigarrillo entre los labios.

En "Bares nocturnos", editada por Edebé (Espasa), Madrid vuelve a los años de la movida, a los tiempos en los que "los pisos eran todavía asequibles", la gente se perdía en la madrugada y los policías eran grandes confidentes. En definitiva, a los tiempos de reporterismo del autor.

Aquí, Silverio Sanjuan, que trabaja en una agencia de detectives, que se dedica al cobro de deudas para un empresa de morosos, acepta, a propuesta de una monja misionera y un delincuente convicto amigo suyo, participar en un robo de diamantes para entregarlos a una ONG que colabora con África.

Toda una trama para denunciar los trabajos sucios que, a juicio del autor, están cometiendo algunas ONG.

"No vale todo en literatura y quiero recordar a Sartre cuando decía que la literatura es un discurso que se antepone al discurso oficial del poder. La novela negra de hoy se asemeja a la literatura realista del XIX, con Dickens a la cabeza", concluye el autor de "Días contadas", que fue llevado al cine por Uribe, o de "Tánger".

Carmen Sigüenza

Más noticias de Política y Sociedad