Público
Público

La Ley del Aborto salva el veto de la derecha en el Congreso

El Gobierno negociará si a los 16 años será o no obligatorio informar a los padres

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por primera vez en la España democrática, las mujeres podrán abortar durante las 14 primeras semanas de gestación sin que ni a ellas ni a los médicos que las asistan se les pueda perseguir por ello jurídicamente. Este es uno de los derechos que reconocerá la futura Ley del Aborto, que ayer salvó la enmienda a la totalidad de la derecha (PP, UPyD, UPN, ocho diputados de CiU y dos de Coalición Canaria) en el Congreso de los Diputados. La propuesta de devolución recibió 162 votos a favor, 183 en contra y una abstención.

La nueva norma 'garantiza' la autonomía y libertad de las mujeres, 'sin descuidar la protección de la vida prenatal', aseguró la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, durante su intervención parlamentaria. 'Es inexplicable no acometer una reforma en profundidad de la actual legislación, que obliga a la mujer a la humillación de alegar problemas psíquicos para interrumpir su embarazo', añadió.

Bibiana Aído defiende un texto que 'garantiza' la libertad de la mujer

Más del 95% de las mujeres que abortan cada año en España aduce este motivo para evitar una posible sanción. Cada año se producen en el país cerca de 100.000 interrupciones voluntarias de embarazos.

Aunque el Gobierno ya tiene asegurado el apoyo de los grupos de izquierda para sacar adelante la iniciativa, no descarta negociar algunos puntos para ampliar su respaldo. La formación a la que pretende acercarse es el PNV, que ayer incluyó sus votos en los 183 que rechazaron el veto al proyecto.

Para materializar ese acercamiento en el futuro apoyo a la ley, los nacionalistas vascos reclaman informar a los padres de las mujeres de 16 y 17 años que vayan a someterse a un aborto y mejorar las garantías de la objeción de conciencia de los médicos implicados en el proceso de interrupción del embarazo. El Grupo Socialista asegura tener cintura para negociar las objeciones, aunque sólo a título individual, pero impedirá que haya territorios enteros sin la posibilidad de abortar, como ocurre ahora en Navarra o Extremadura.

La norma entrará en vigor en el primer trimestre del próximo año

El principal punto de discordia durante las negociaciones previas fue la potestad que tendrán las chicas de 16 y 17 años para abortar sin permiso paterno. En este punto, los socialistas están dispuestos a buscar una redacción que satisfaga al PNV sin enfadar a los grupos de izquierda que ya apoyan la ley. Igualdad baraja aceptar la obligatoriedad de informar a los progenitores siempre que ello no provoque un conflicto para la menor.

Los grupos que rechazan el proyecto calificaron de 'ataque contra la patria potestad' que la norma permita abortar a las jóvenes de 16 y 17 años aunque no tengan consentimiento paterno. Y lamentaron que el texto no incluya alternativas a la interrupción del embarazo, como la entrega del hijo en adopción.

La Ley del Aborto entra ahora en el trámite de ponencia y comisión, donde tras negociarse la enmiendas volverá al Pleno para su votación definitiva, previsiblemente el próximo febrero.

Más noticias en Política y Sociedad