Público
Público

La LFP espera conocer el contenido del decreto-ley para negociar la contraprestación

EFE

La Liga de Fútbol Profesional (LFP) espera estudiar el contenido del decreto-ley aprobado hoy por el Consejo de Ministros para iniciar una negociación y determinar la contraprestación que las emisoras de radio tendrán que abonar por usar determinadas instalaciones de los clubes de fútbol.

Fuentes de la LFP indicaron a EFE que una vez que tenga conocimiento oficial del decreto-ley "estudiará su contenido para establecer una negociación y fijar la contraprestación que las emisoras tendrán que abonar por la utilización de las infraestructuras que los clubes les están prestando".

La LFP no se mostró sorprendida por la iniciativa del Gobierno y aseguró que su postura "sigue siendo la misma desde que empezó el proceso", aunque dispuesta a iniciar la negociación para determinar la contraprestación.

La Liga también indicó que está en contacto con los clubes, a los que ha comunicado que en la jornada del próximo fin de semana la situación de las radios se mantendrá como hasta ahora y sólo podrán acceder a los campos las emisoras que estén acreditadas según el protocolo establecido esta temporada.

La vicepresidenta y portavoz del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, anunció hoy que el Gobierno ha corroborado el derecho que las emisoras de radio tienen a entrar en los estadios de fútbol para informar en directo sin necesidad de pagar un canon, aunque sí deberán abonar los gastos que suponga la entrada y el uso de determinadas instalaciones.

Sáenz de Santamaría ha precisado que en caso de que no haya acuerdo entre la Liga y los clubes para fijar de común acuerdo esa contraprestación, "intervendrá la correspondiente autoridad supervisora".

La resolución del conflicto entre la LFP y las radios se incluirá en el decreto-ley que ha aprobado el Consejo de Ministros para posibilitar la aprobación por mayoría absoluta (no de dos tercios del Congreso) del presidente de la corporación RTVE.

Según Sáenz de Santamaría, la solución adoptada por el Gobierno preserva el derecho a la información pero también el derecho que tienen los clubes de fútbol a cobrar los gastos de funcionamiento que suponga la presencia de las emisoras en el interior de los estadios.

Más noticias de Política y Sociedad