Público
Público

Los magistrados italianos se plantan por la reforma judicial

Reuters

Muchos magistrados abandonaron los tribunales de toda Italia el sábado en protesta contra las reformas judiciales del primer ministro Silvio Berlusconi y por lo que consideran un lenguaje agresivo en su contra.

son algunas de las palabras que el primer ministro y sus subordinados han utilizado para describirnos", dijo Gioacchino Natoli del sindicato Asociación Nacional de Magistrados, que organizó la protesta.

"No queremos ser objeto de esta agresión continuada".

Berlusconi ha estado preparándose para enfrentarse a los magistrados, a quienes acusa de ser "comunistas" que pretenden destruirle desde hace meses, y se ha comprometido a reformar el sistema judicial con medidas que sus críticos afirman que están hechas a su medida para blindarle ante posibles procesos en su contra.

Durante las ceremonias que se celebraban desde Sicilia a Milán para conmemorar el inicio del año judicial, los magistrados se marcharon con copias de la Constitución bajo el brazo cuando los representantes del Gobierno comenzaban sus discursos.

Un proyecto de ley, que recorta drásticamente la duración de los lentos juicios en Italia y archivaría dos juicios por corrupción y fraude fiscal contra Berlusconi, ha encolerizado a los magistrados.

el presidente del Tribunal Supremo criticó el viernes que los juicios italianos avanzaran "más lentos que los que se celebran en Gabón" - pero argumentan que un límite temporal artificioso es contraproducente y podría dar a alas a la delincuencia.

Responsables gubernamentales afirman que la protestas carecen de credibilidad e instó a los magistrados a dialogar.

"Cuando la crítica es ciega y se niega a conocer nada, es menos creíble", dijo el ministro de Justicia Angelino Alfano durante una ceremonia en L'Aquila.

Berlusconi perdió su inmunidad en octubre cuando el Tribunal Constitucional italiano determinó que una ley aprobada por su Gobierno para blindarle de posibles juicios mientras estuviera en el cargo violaba el principio constitucional de igualdad ante la ley.

Esa decisión provocó el reinicio de dos juicios en su contra.

Desde entonces, el líder conservador de 73 años se ha comprometido a abordar una serie de reformas legales de amplio alcance. El magnate alega que ha tenido 109 juicios y gastado 200 millones de euros en honorarios, y nunca ha sido condenado.

Más noticias de Política y Sociedad