Público
Público

Martin Amis cobra unos 4.000 euros por hora como profesor de Universidad

EFE

El escritor británico Martin Amis cobra unas 3.000 libras (unos 4.000 euros) por hora por enseñar escritura creativa en la Universidad de Manchester, informó hoy la prensa británica.

El sueldo de Amis, divulgado por el Gobierno británico en virtud de las leyes de libertad de información, es de 80.000 libras (unos 108.000 euros) anuales o 3.000 libras (unos 4.000 euros) por hora, según los sindicatos, que denuncian que el centro se ha deshecho de cientos de empleos para cuadrar sus cuentas.

Representantes sindicales citados por "The Guardian" argumentan que, aunque el autor de "El Libro de Raquel" y "Dinero" puede dar más horas de clases, el contrato sólo le obliga a trabajar 28 horas al año.

Sus obligaciones consisten en 12 seminarios de postgrado de 90 minutos cada uno, cuatro charlas públicas de dos horas y una conferencia de dos horas en la escuela de verano.

"The Times" ha calculado que el salario del escritor es más de 240 veces superior que lo que percibe como media un académico a tiempo completo, que gana 38.933 libras (más de 52.000 euros) al año.

Y, de acuerdo con "The Daily Telegraph", la mayoría de los profesores invitados perciben de 20 a 50 libras (de 27 a 67,5 euros) por hora.

Según ese rotativo, la Universidad rehusó ayer confirmar el salario de Amis y dijo que el contrato de 28 horas no tenía en cuenta el tiempo que el escritor dedicaría a investigar y escribir.

"La Universidad de Manchester tiene una estrategia ambiciosa para convertirse en una de las 25 universidades líderes en el mundo y la presencia de eruditos representativos como Martin Amis es esencial", añadió el centro, que ha contratado a otras grandes figuras, como los Premios Nobel Joseph Stiglitz y John Sulston.

Con todo, la remuneración del novelista es superada con mucho por figuras políticas como el ex primer ministro británico Tony Blair, quien, según la prensa británica, se embolsó hasta 240.000 libras (unos 324.000 euros) por un discurso de veinte minutos en China.

Más noticias de Política y Sociedad