Público
Público

La ministra de Justicia francesa niega contrapartidas a Chad a cambio de la liberación

EFE

La ministra francesa de Justicia, Rachida Dati, afirmó hoy que la liberación de los tres periodistas franceses y las cuatro azafatas españolas en Chad se ha basado solamente en "el dossier judicial" al rechazar las insinuaciones de que hubo contrapartidas por parte de Francia al país africano.

"Si han sido liberados es sobre la base del dossier judicial", dijo Dati en la emisora "RTL", al insistir en que "no estamos en otro asunto que el judicial".

En un viaje relámpago ayer a Yamena, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, trajo de vuelta a casa a siete de los 17 europeos detenidos e inculpados en Chad en relación al intento de la ONG francesa Arca de Zoé de llevarse a Francia a 103 niños africanos.

Quedan detenidos en Chad seis miembros de la ONG, inculpados por secuestro de menores y estafa, así como tres tripulantes españoles del avión que Arca de Zoe había fletado para trasladar a los niños a Francia, y un piloto belga que había transportado a los pequeños desde la zona fronteriza con Sudán hasta Abéché, al este de Chad, y que están inculpados por complicidad.

Sobre los seis miembros de la ONG, incluido su responsable Eric Breteau, la ministra de Justicia dijo que su suerte depende de la legislación chadiana.

"Chad es un país soberano. Por tanto, la ley chadiana se aplica a los hechos que han sido cometidos en su territorio", afirmó.

El avión oficial de Sarkozy depositó anoche a las cuatro azafatas españolas en España antes de seguir viaje a París con los tres periodistas.

Desde la izquierda y la ultraderecha francesas ha habido acusaciones de que Francia dio contrapartidas a Chad a cambio de la liberación de los siete.

Sarkozy "ha tenido que conceder algunas contrapartidas" a su colega chadiano, Idriss Deby, que es "un dictador", dijo hoy el diputado Verde Noël Mamere.